Este jueves dio inicio la consulta ciudadana para conocer la opinión de los mexicanos y, con ello, decidir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), es decir, si se continuará con el proyecto en Texcoco o se ampliará la base militar de Santa Lucía.

No obstante, esta no es la primera ocasión en que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, recurre a este tipo de votaciones.

Desde el año 2000 -cuando estaba en campaña para ser Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal- López Obrador ha recurrido a este tipo de ejercicios para consultar a la ciudadanía sobre diversos temas políticos, obteniendo siempre resultados favorables.

En ese entonces, luego de lograr su candidatura, los partidos PAN, PRI y el ya extinto PARM, impugnaron el registro. El PRD, entonces, organizó en mayo una consulta para que la gente decidiera si el tabasqueño cumplía o no con los requisitos de residencia para ser candidato.

FOTO: Roberto Garc’ia / CUARTOSCURO

La consulta se llevó a cabo el 14 de mayo de 2000 y obtuvo cerca de 400 mil votos en las casillas instaladas. El resultado arrojó que un 96 por ciento de los votantes dijeron estar a favor de la candidatura de López Obrador.

Al igual en que en la consulta que se lleva a cabo este fin de semana, en aquel entonces la organización y el conteo de votos estuvo a cargo de la Fundación Rosenbluth.

Consultas como Jefe de Gobierno

En su primer año en el cargo, López Obrador lanzó cuatro consultas públicas, cuyos resultados fueron siempre a favor de su gobierno. De igual manera hizo consultas sobre revocación de mandato y planteo varias más.

Consulta sobre la regulación de marchas

Entre finales de enero y principios de febrero de 2001, el gobierno de López Obrador preguntó a los habitantes de la capital del país si estaban de acuerdo con su política sobre marchas y bloqueos.

En ella, el 86 por ciento de los ciudadanos dijo estar de acuerdo con las propuestas sobre el tratamiento de las marchas que hizo el tabasqueño, como la utilización de la fuerza pública para disolver bloqueos a las vialidades y garantizar el derecho de manifestación.

Según indicó Reforma, esa encuesta estuvo a cargo de Consulta Mitofsky, Arcop e ISA, y tuvo un costo de 375 mil pesos.

Consulta sobre el horario de verano

Esta encuesta fue la primera que el gobierno de López Obrador hizo por teléfono. En ella, se preguntó a 318 mil capitalinos si estaban de acuerdo o no con el cambio de horario.

Los resultados indicaron que 239 mil 437 personas dijeron estar en contra del cambio del huso horario en la capital, y con ello, se decretó que la capital del país no se sometería al nuevo horario.

Consulta sobre el aumento en el pasaje del metro

Con esta consulta se buscaba determinar si era viable o no subir el costo del boleto del Metro, de 1.50 pesos a 2 pesos.

La encuesta fue hecha a través de un sistema telefónico proporcionado por Teléfonos de México (Telmex), en el que cada llamada tuvo un costo para el gobierno local de 80 centavos.

La ciudadanía pudo llamar desde teléfonos particulares o casetas de manera gratuita a un número y, tras brindar su clave de elector, podían votar a favor o en contra de dicho aumento. Para el monitoreo en tiempo real de la orientación de los resultados se contó con la presencia de notarios.

Esta consulta tuvo lugar del 24 al 25 de noviembre de 2001 y participaron 42 mil personas. En ella, el 59 por ciento de los votantes se dijeron a favor del incremento, el cual fue anunciado en enero de 2002.

Consulta sobre el segundo piso

Al respecto del Distribuidor Vial de San Antonio se organizó una votación, por parte del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), en el que participaron 420 mil 522 capitalinos.

En este plebiscito, hecho el 22 de septiembre de 2002, 274 mil 606 personas votaron a favor de la mega obra, mientras que 142 mil 384 votaron en contra.

Revocación de mandato

Además, durante su periodo como Jefe de Gobierno, López Obrador organizó dos consultas de revocación de mandato.

La primera tuvo lugar en 2002 y registró la participación de 691 mil 619 capitalinos, haciéndola la consulta con mayor participación de todas las organizadas por su gobierno.

Los resultados indicaron que 658 mil 995 habitantes del Distrito Federal, es decir 95.3 por ciento, votaron por el “sí” para López Obrador, mientras que 32 mil 624, o sea el 4.7 por ciento, de los votantes, dijeron que “no”.

En diciembre de 2004 tuvo lugar una segunda votación de revocación de mandato, en la que participaron 556 mil 727 personas. Allí, 531 mil 771 (95%) se dijeron a favor de que el tabasqueño permaneciera en su cargo.

Otras consultas

Entre otras cosas, López Obrador también preguntó a la ciudadanía sobre la venta de Banamex, la cual tuvo opiniones recabadas por internet; además consultó a los capitalinos sobre una ley de antros en la Ciudad de México y sobre la reducción de la edad penal a los 16 años.