El Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló esta semana durante su conferencia de prensa que José Ramón Cossío Díaz, ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), asesora a los promotores de  amparos contra la construcción del aeropuerto en Santa Lucía.

“Me dicen que hay un ex ministro de la Corte, Cosío, asesorando a quienes están promoviendo los amparos en contra nuestra, en contra de las obras que lleve a cabo el Gobierno, en particular el aeropuerto de Santa Lucía y que son 16 despachos de abogados”, dijo el presidente. 

Sin embargo,  unos minutos después de haber hecho estas declaraciones, Cossío Díaz respondió a López Obrador mediante su cuenta de Twitter: “Quiero dejar en claro que no asesoro a ningún despacho ni persona en los litigios vinculados con los aeropuertos. Lamento la confusión en que ha incurrido el Presidente”.

El tabasqueño consideró que la de Cossío “es una acción realmente, si no ilegal, sí ilegítima”. Aseguró que un ex ministro no puede llevar a cabo esas actividades, ya que “puede ser que no firme nada, pero sí coordina, asesora, está incumpliendo con su deber de mantenerse al margen durante un tiempo después de haber dejado el cargo de Ministro”.

“Por eso es importante que la ley de austeridad se apruebe para que se le niegue que los ex funcionarios trabajen en actividades relacionadas con su cargo, para que los ex presidentes ya no trabajen en empresas, los ex secretarios de Hacienda o de Pemex”, dijo Andrés Manuel.

Un periodista le comunicó al presidente que el ex ministro había respondido a sus declaraciones en su cuenta de Twitter, por lo que AMLO sólo se limitó a señalar que el asunto ya estaba aclarado.

“Pues que bien que ya lo aclaró, está muy bien. Yo lo quería saber porque les digo, ya no tengo, ya no existe en Cisen, pero como mi pecho no es bodega pues siempre digo lo que pienso; entonces, que bueno que no está involucrado”, expresó el mandatario nacional.

Tras la respuesta de AMLO, el ex ministro escribió un segundo tweet.

Desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo federal recordó que no se ha podido continuar con las obras del aeropuerto en Santa Lucía, debido a la lluvia de amparos que han caído para impedir el inicio de obras.

“Con un poco de luz en la frente, quién puede sostener que no se deba de hacer esa obra o que se afecte el medio ambiente si se trata de construir una pista en un aeropuerto que existe desde hace 50 años, en las instalaciones, en Santa Lucía, que es un área impactada”, señaló.

“No tiene ningún fundamento, por qué no hicieron lo mismo con el aeropuerto de Texcoco, que querían acabar con el lago Nabor Carrillo, en la zona más baja Del Valle de México. Entonces no protestaron y ahora tiene toda una campaña en contra de esta obra que es fundamental”, abundó.

El titular del Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa, el juez Juan Carlos Guzmán Rosas, aplazó la audiencia prevista para este martes en la que definirá si revocaría o no una de las suspensiones definitivas otorgadas en contra de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

El juez tampoco especificó una fecha para dictar resolución y consideró que una inspección ocular a la Base Aérea Militar de Santa Lucía propuesta como diligencia, que aún no ha sido realizada.

Santa Lucía. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

Hasta el mes de junio pasado había un total de 147 amparos que impiden el inicio de obras de la ampliación del aeropuerto de Santa Lucía. El periodista de la revista Proceso, Álvaro Delgado, reveló que detrás de las acciones legales se encuentran el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, Claudio X. González Guajardo, (hijo de Claudio X. Laporte, quien fue asesor cercano de Carlos Salinas de Gortari), y las organizaciones México Unido Contra la Delincuencia, y Causa Ciudadana, ambas, promotoras de políticas contra la inseguridad y la violencia.

“Hoy el hijo encabeza algunas iniciativas, después de haber trabajado en el gobierno de Carlos Salinas, fue asesor en el sexenio de Ernesto Zedillo, fue miembro de la fundación Televisa, ese tipo de filantropía ultraconservadora que sirve para eludir impuestos (…) Estamos ante traficantes de influencias, sin duda”, dijo el periodista de Proceso en una de las emisiones del espacio que conduce Julio Astillero en Grupo Radio Centro.

Claudio X, principal impulsor de la cascada de amparos fue uno de los mayores contratistas del Gobierno de Enrique Peña Nieto con más de 2 mil contratos por adjudicación directa.

En dicha emisión del pasado mes de junio, el  periodista  de Proceso dijo que se trata del mismo grupo ultraconservador que se opuso a la llegada de Cuauhtemoc Cárdenas a la presidencia de México y que avaló el fraude de Carlos Salinas de Gortari.