En días pasados el video de la joven, Miriam Ríos Díaz, declamando un poema a favor del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, comenzó a circular en internet, generando todo un debate a través de las redes sociales.

En los últimos versos de su declamación, la joven aborda polémicos temas de los últimos meses en nuestro país, como la reducción de salarios que el Presidente solicitó a los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el juicio que se lleva a cabo contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, o la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

El poema completo dice lo siguiente:

México estuvo dormido, al parecer despertó
Hoy se encuentra carcomido, la corrupción lo mordió
Jueces y magistrados, no tienen aún llenadero
Senador y diputado, mordisqueó a México entero
¿Dónde está la austeridad? Se dan vida de reyes
Superior a la autoridad, quieren ganar esos güeyes
Si los pozos petroleros y reserva nacional
Hoy son de los extranjeros, también la paraestatal
Devaluaron la moneda, para a nosotros joder
llevaron todo a la quiebra, esa mafia del poder
Otros sin tener acciones, periodistas, noticieros
Se arrastran, son lambiscones, los llamados chayoteros
Se los cargó la patada, ya empezaron a cantar
la delincuencia organizada, del cártel Chapo Guzmán
En la corte involucrada, ¿qué dicen ahora sus fans?
Fraudes, bancos, electricidad
El aeropuerto de Texcoco, negocio y complicidad
Politinarcos son socios
Lo que sí les aseguro, despertó el México entero
El robo de hidrocarburos, morirán huachicoleros
Ahora se andan amparando, sin encontrar buen pretexto
Van al congreso llorando, que aumenten el presupuesto
México quedó en la ruina, juntos haremos historia
Lo que el PRIAN (inaudible), muy pronto vendrá la gloria
Activar la economía, la dejaron en quebranto
No estará ya en agonía, le apuesto me canso ganso

Pero, ¿quién escribió estas líneas?

Hoy se sabe que el autor es Casimiro Ríos Velasco, el padre de la joven estudiante, quien es además profesor de historia de la telesecundaria “Licenciado Álvaro Gálvez y Fuentes”, de Tututepec, Oaxaca.

El Financiero sostuvo una entrevista con el hombre, para conocer los motivos que lo llevaron a escribir dichas líneas.

“Es importante que desde niño se tenga amor a la patria, que también los niños participen en la vida política, moral de México; por ejemplo, si desde arriba nos inculcan más valores, claro que no se va a perder el respeto al país”, explicó.

Además agregó que ha escrito más de 200 poemas que han sido publicados en dos antologías y que en diciembre pasado escribió uno sobre el sentir de la población respecto al cambio de gobierno.

Cuando su hija, que pronto cumplirá 14 años, lo leyó, le pidió declamarlo el pasado lunes frente a sus compañeros de escuela, la misma telesecundaria donde él labora.

“Yo tenía todo mi material y viene mi niña y empieza a hojear y hojear esos tomos, le gustó y se identificó con ellos; como se venía un evento de declamación, entonces, como simulacro, lo dejé ahí para perder los nervios”, detalló.

Así, el hombre le entregó el texto a la niña, quien de inmediato lo memorizó.

Don Casimiro tiene una matrícula de 250 alumnos y es parte de la delegación sindical D2135 de las escuelas telesecundarias de la zona, por lo que en varias ocasiones ha participado en movimientos para pedir mejores condiciones.

Él dice estar convencido de que “si queremos, si amamos a México desde niños”, se puede rescatar al país.

Por su parte, Miriam su hija aseguró que la poesía y la declamación se han convertido en un gusto personal gracias a su papá, por lo que decidió usar uno de sus poemas para hacer reflexionar a las personas “que no quieren ver la realidad”.

“Durante años en nuestra comunidad ha estado baja la economía, yo siento que todos los años que hemos vivido era como una condena para nosotros, una crisis económica constante, hay problemas de todo tipo en nuestra comunidad, por eso es necesario que el presidente cambie la situación”, aseguró la menor.

Finalmente, la joven invitó a las nuevas generaciones para estar enteradas de lo que sucede en el país y ser parte de los cambios.