La Fiscalía General del Estado (FGE) de Morelos detuvo la mañana de este lunes a Betsabé “N”, por la presunta responsabilidad en el asesinato de su esposo, Alfonso Isaac Gamboa Lozano, acribillado junto con su madre y hermanos el pasado 21 de mayo en el Fraccionamiento  Brisas de Temixco, en la entidad morelense.

Gamboa Lozano fue funcionario del Gobierno de Enrique Peña Nieto. De acuerdo con la información dada a conocer por el periodista Ciro Gómez Leyva, también fueron detenidos dos hombres más, quienes supuestamente fueron escoltas del exfuncionario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Según los primeros reportes, habría un involucrado más que hasta el momento se encuentra prófugo. Además, se presume que la viuda de Gamboa Lozano habría facilitado el armamento que se utilizó para el multihomicidio en contra de su esposo y sus familiares.

El pasado 26 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la Fiscalía General de la República (FGR) ya investiga el asesinato de Alfonso Isaac Gamboa Lozano.

Entre las varias líneas de investigación que tiene la FGE de Morelos,  se presume que Betsabé ‘N’ habría facilitado las armas a los atacantes de Gamboa y de cuatro personas más, pero que también les otorgó el control del portón automático para ingresar al domicilio, sin tener que forzar la chapa.

Asimismo, se investiga si los ex escoltas podrían ser los propios atacantes que habrían asesinado a Isaac Gamboa, sus hermanos y su madre, pero se presume también que se trataría de elementos de la Marina.

Alonso Isaac Gamboa. Foto: Especial.

El mandatario dijo que la indagatoria parte de la posible relación de Gamboa Lozano con un presunto desvío de recursos federales a campañas políticas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que él formaba parte.

Gamboa Lozano se desempeñó como titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario, durante el paso de Luis Videgaray por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Tenía 39 años y era señalado por operar el desvío  de 250 millones de pesos para obras y proyectos inexistentes en Chihuahua.

A Gamboa Lozano se le vinculaba con el ex secretario de Partido de la Revolución Institucional (PRI), Alejandro Gutiérrez, en la triangulación de recursos, mediante el Ramo 23, para las campañas en los estados de Chihuahua, Veracruz, Tamaulipas y Sonora.

Las investigaciones en torno al caso señalan que el exfuncionario era el operador de dicha estrategia. Incluso, las autoridades de Chihuahua detectaron su participación en el desvío de hasta 250 millones de pesos, en favor de la campaña a la gubernatura de César Duarte.

Una vez que el recurso era asignado a obras, el Gobierno Estatal pagaba a empresas fantasma para triangular el dinero hacia el PRI, y poder utilizarlo en campañas electorales.

A la par, Gamboa Lozano estaba comisionado para repartir dinero que el Gobierno Federal entregaba a los estados mediante diversos fideicomisos. A este tipo de operaciones fraudulentas se le conoció como ‘Operación Safiro’.

Sobre esto, AMLO  señaló que se debe solicitar la extradición del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, para que rinda explicaciones.