Sin importar que el sexenio de Enrique Peña Nieto concluirá en un mes y medio, directivos de Petróleos Mexicanos (Pemex) pretenden otorgar un contrato de más de 400 millones de pesos a una empresa extranjera mediante una licitación “amañada”.

Pemex lanzó una convocatoria para licitar los servicios de capacitación y entrenamientos en los Centros de Adiestramiento en Seguridad Ecológica y Sobrevivencia (CASES), ubicados en Ciudad del Carmen, Campeche, y Puerto de Dos Bocas, Tabasco, para otorgar talleres en materia de prevención y riesgos industriales a los trabajadores, de acuerdo con la revista Proceso.

Sin embargo, aunque varias compañías presentaron sus documentos para participar, Pemex declaró desierto el concurso tras argumentar que nadie cumplió con los requisitos, y por eso se tendría que realizar una segunda vuelta.

Foto: Especial.

María Josefina López Álvarez, directora comercial de la empresa “JSP Proyección Tecnológica de México”, denunció que en esa segunda vuelta, Pemex cambió sustancialmente las bases de la licitación, provocando que cinco empresas no pudieran cumplirlas, cuando por ley no se puede hacer eso en segundas vueltas.

Según la afectada, dicha medida se hizo con el propósito de beneficiar a la empresa Grupo Roales, domiciliada en Yucatán y está asociada con la holandesa Rise Energy, la cual resultó favorecida sin tener ninguna experiencia en seguridad industrial, contrario a las otras concursantes que, como JSP, tiene más de 13 años de prestación de servicios a Pemex.

La empresaria dijo al semanario Proceso que los montos del contrato se inflaron de 175 millones de pesos a más de 435 millones y su duración será por 10 años, lo que implica una violación a la ley, pues ésta marca un tope de tres años.

“Lo más raro es que nosotros ya hemos realizado estos trabajos y tenían costos de 175 millones de pesos. Pero ahora, al dárselos a foráneos, aumentó hasta un 300 %”, expuso la representante de JSP.

López Álvarez mencionó que los futuros titulares de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, y de Pemex, Octavio Romero Oropeza ya están enterados de este caso de presunta corrupción, por lo que les pidieron su intervención para detener la “fraudulenta” licitación.

Proceso también reveló el pasado mes de septiembre que Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos detectó irregularidades en un contrato por 2 mil 172 millones de pesos firmado por el organismo, cuyo director es Benito Neme Sastré –compadre del presidente Enrique Peña Nieto–, con una empresa outsourcing.