Una empresa fundada por la familia del ex presidente Enrique Peña Nieto (Sociedad Mercantil Plasti-Estéril S.A. de C.V) y en la que él aparece como socio fundador  se habría adjudicado contratos millonarios durante su mandato, que equivalen a poco más de 640 millones de dólares. 

La sociedad mercantil Plasti-Estéril S.A. de C.V. fue fundada en 1991 en Atlacomulco, Estado de México, por Enrique Peña Nieto, su padre Enrique Peña del Mazo, su tío, su hermano y el ingeniero químico petrolero Víctor Manuel Monroy Naime, de acuerdo con la investigación del diario mexicano El Universal.

Los números indicarían que el negocio familiar fue beneficiado con más de 12 mil 170 millones de pesos durante el sexenio de Peña Nieto, entre el 2012 y  2018, por contratos otorgados a Baxter International Inc.

¿Cómo sucedió esto? Según El Universalen octubre de 2011, Plasti-Estéril cedió los derechos de su marca, tanto de la denominación como del diseño a Baxter International Inc, y se convirtió en empresa hermana. Esto se realizó justo un mes después de que Peña Nieto dejara de ser gobernador del Estado de México y se encaminara a la Presidencia de la República.

Una vez que Peña Nieto se hizo del poder, cada año, desde 2013 y hasta 2018, Baxter obtuvo varios contratos con un monto mayor a los mil millones de pesos, otorgados por dependencias federales y estatales del sector salud, ya que la empresa se dedica a la fabricación, distribución, comercialización e importación de productos plásticos estériles para hospitales e industria farmacéutica.

De acuerdo con la investigación, la empresa llegó a ganar hasta 5 mil 669 millones en época de elecciones electorales.

La empresa se constituyó en el municipio de El Oro mediante la escritura 1984, volumen XXXIV, con un capital mínimo de cinco millones de pesos, dividido en 500 acciones, donde los cinco socios fundadores cuentan con cien acciones cada uno.

Por si fuera poco, Peña Nieto llegó al extremo de condecorar a su propia empresa con el Premio Nacional de Calidad 2014 en la categoría de salud, y entregar personalmente el galardón en una ceremonia.

La empresa, destaca El Universal, fue fundada en 1991, pero comenzó a tener éxito hasta que Enrique Peña Nieto obtuvo la Presidencia de la República, con la asignación directa de contratos a raudales.

A raíz de la investigación, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió este  miércoles investigar a su antecesor, por presunta corrupción en la entrega de contratos millonarios.

“Hay que investigar si está involucrado el presidente Peña Nieto (2012-2018) y hay que ver desde cuándo está operando la empresa, qué contratos ha recibido (…), si fueron asignaciones directas, licitaciones”, dijo el tabasqueño.

Esta no es la primera vez que una investigación apunta al enriquecimiento de farmacéuticas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. A inicios de abril, la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer sobre el veto indefinido a tres empresas distribuidoras, entre las que destaca Grupo Fármacos Especializados, investigada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

La UIF estaría en plenas indagatorias a la red encabezada por Antonio Pérez Fayad, propietario de la farmacéutica, misma que recibió contratos por más de 80 mil millones de pesos, pero reportó pérdidas fiscales de 416 millones al tiempo que movía recursos hacia cuentas en Turquía, Rumania, Alemania, Suiza y Estados Unidos, de acuerdo con la información de Milenio.

Una de las tres empresas también recibió contratos por más de tres mil millones de pesos y realizó retiros retiros a empresas simuladoras por más de nueve millones de pesos.

La tercera empresa, donde uno de los hijos de Pérez Fayad es accionista y representante legal, reportó ingresos acumulados por más de 77 mil millones de pesos durante el sexenio priísta, además de haber enviado 20 millones de pesos a Estados Unidos.