Luego de que Enrique Peña Nieto volviera a defender la versión que asegura que los 43 estudiantes de Ayotzinapa fueron asesinados, incinerados y arrojados al Río San Juan, en Cocula, Guerrero, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) volvió a indicar que no hay evidencia científica que avale dicha hipótesis.

A través de un comunicado, el Equipo Argentino explicó que en 18 meses de recolección y examen multidisciplinario de la evidencia física proveniente del basurero de Cocula, no fueron detectados elementos científicos objetivos que validen la incineración de 43 cuerpos en la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 en ese lugar.

“Estas conclusiones constan en nuestro dictamen entregado a la respectiva averiguación previa y que que presentado en conferencia de prensa en febrero de 2016”, recordó el Equipo de expertos.

Además, el EAAF se pronunció el día de ayer -el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas- a favor de que la investigación sobre los 43 normalistas desaparecidos se amplíe para que se pueda otorgar una respuesta certera sobre lo ocurrido con sus hijos a los padres de los estudiantes.

También ayer, durante la instalación de la LXIV Legislatura de la Cámara Alta del Senado, con mayoría de izquierda, se gritó en unísono el pase de lista hasta el 43 y se clamó “¡Justicia!”, como un homenaje para los estudiantes que desaparecieron hace casi cuatro años.

Esta acción tuvo lugar el mismo día en que la Presidencia difundió el video en el que Peña Nieto defendió, otra vez, la supuesta “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“En lo personas, y con el dolor que causa, y con lo que significa la pena para los padres de familia, yo estoy en la convicción que lamentablemente pasó justamente lo que la investigación arrojó”, dijo Peña en el spot difundido con motivo de su Sexto informe de Gobierno.


En esa versión, la PGR concluyó que los estudiantes habían sido incinerados por un grupo criminal en un basurero de Cocula, en Guerrero. No obstante, tanto las familias de las víctimas como los expertos de organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) han rechazado esa versión.

Sobre las palabras de Peña Nieto, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) dijo que “el Gobierno federal insiste en mantener la Mentira Histórica y frenar una Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia”.

El próximo gobierno, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, adelantó que establecerá una comisión de la verdad que se encargará de buscar justicia para las familias de los normalistas desaparecidos.