En 2018, durante el último año del sexenio de Enrique Peña Nieto, Pemex Exploración y Producción (PEP) le vendió petróleo crudo con exceso de agua y sal a dos filiales de la misma paraestatal, por lo que tuvo que pagar millonarias compensaciones.

De esa forma Pemex Transformación Industrial (PTRI) y PMI Comercio Internacional interpusieron 189 quejas contra Pemex Exploración y Producción (PEP), por haber incumplido la calidad de crudo pesado que se vendió.

La compensación que tuvo que hacer PEP fue de más de 200 millones de pesos, por lo cual se afectaron las ventas de crudo de la subsidiaria, según indica la tercera entrega de observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En aquél entonces, el responsable de Pemex era Carlos Treviño, y Pemex Producción y Exploración estaba a cargo de Javier Hinojosa Puebla, quien ha sido señalado además por presuntos actos de corrupción y el caso Oceanografía.

Pemex Transformación Industrial se dedica al procesamiento en el Sistema Nacional de Refinación y la elaboración de petrolíferos, especialmente gasolinas, mientras que PMI de exportar petróleo.

¿Por qué se vendió el petróleo así?

Según la Gerencia de Coordinación de Operación PEP, existen varios factores para incumplir con la calidad del petróleo.

Uno de ellos es el incremento en el agua congénita (asociada al petróleo) por cambios en las condiciones de los yacimientos, especialmente por la declinación de Cantarell y Ku-Maloop-Zaap, un activo que aporta 50% de la producción nacional de crudo.

Además hubo dificultades en la Terminal Marítima de Dos Bocas para poder tratar el crudo pesado:

“Los tanques requieren mantenimiento (limpieza, reparaciones y rehabilitaciones); se rebasó la capacidad de la planta de efluentes, cuya función es separar el agua del crudo, para eliminar impurezas para utilizarla o desecharla al mar”.

Enrique Peña Nieto en Pemex. Foto: Especial

Y finalmente se consideró la falta de mantenimiento de pozos inyectores de agua congénita, mismos que actualmente operan sólo dos, de los seis que existen.

Las quejas del PREI y PMI se dieron aún cuando el PEP entregó dos contratos al Instituto Mexicano del Petróleo y a Clariant México para el tratamiento y acondicionamiento del crudo, por mil 464 millones de pesos, así como uno para el tratamiento del petróleo en ductos mediante productos químicos, por 3 mil 307 millones.

Según la ASF, los dos contratos tienen pagos en revisión por 66 millones de pesos y 501 millones de pesos.

Problema reincidente

Ya en 2016 el PTRI había dado a conocer que todo ese año el PEP le había vendido crudo con calidad inferior a la solicitada, por lo que se había afectado el procesamiento en las refinerías del país y, de igual manera, la producción de petrolíferos.

En ese entonces, la Empresa Productiva Subsidiaria pidió a PEP una compensación por mil 280 millones de pesos por la mala calidad del petróleo recibido, pues corría el riesgo de daños en la infraestructura.

Además, debido a la también baja producción de petróleo que tuvo PEP, tuvo que comprar a privados para cumplir con sus compromisos con PTRI y PMI.

En 2018, PEP compró 25 millones de Barriles Equivalentes de Petróleo (BEP), por 9 mil 273 millones de pesos a empresas que tienen formalizados contratos de producción compartida o licencia con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), derivados de la Ronda 1.

Nuevos Objetivos

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha reconocido la problemática del PEP, pero determinó a través de un convenio que la Terminal Marítima de Dos Bocas, que estaba a cargo de Pemex Logística para su operación, pasara a manos de PEP.

Con esto se pretende lograr la calidad de crudo pactada en el contrato con los clientes, para los procesos de tratamiento y acondicionamiento de hidrocarburos.