El presidente de Argentina Alberto Fernández dijo en una entrevista con C5N que estará eternamente agradecido con Andrés Manuel López Obrador (AMLO) por interceder ante el director de BlackRock, Larry Fink, para llegar a un acuerdo en la reestructura de su deuda pública.

“Yo voy a estarle eternamente agradecido a López Obrador, porque yo le pedí que interceda ante Larry Fink y le explique lo que estaba pasando en Argentina”, dijo el mandatario argentino.

La tarde de este martes, el canciller Marcelo Ebrard felicitó  al Gobierno de Argentina por el acuerdo que logró para extender su plazo de amortización. Previamente el ministro de Relaciones Exteriores argentino, Felipe Solá, reconoció que la renegociación de los plazos para liquidar la deuda soberana es “oxígeno para crecer”.

La intervención de López Obrador fue importante, pues el Gobierno Argentino cursa su segundo año de recesión económica y estuvo a punto de acumular un décimo impago a los acreedores nacionales y extranjeros. La fecha límite del siguiente pago estaba programada para este martes 4 de agosto, sin embargo con las negociaciones pudieron extenderla hasta el  próximo día 24.  

El tabasqueño reconoció durante una de sus conferencias matutinas que intercedió a petición del mandatario argentino.

“Ellos ya tenían una propuesta. Yo le hablé a Larry Fink. Expliqué, ellos estaban enterados del asunto, me explicó que dependía sólo de ellos. El caso es que iba a proponer a su consejo una disminución del 50 al 55 por ciento (de la deuda total)”, dijo Obrador. 

Esto le permitirá a la Casa Rosada reestructurar los compromisos asumidos con tenedores de bonos bajo legislación extranjera, por alrededor de 66.000 millones de dólares. Se trata, según Guzmán, de “un alivio de deuda significativo”, que además evita que Argentina caiga en el temido ‘default’ por falta de pago.

Mediante un comunicado que fue emitido durante la noche,  el Ministerio de Economía de Argentina  describió el acuerdo al que llegaron con los prestamistas. La propuesta de reconfiguración de la deuda había sido aceptada por los prestamistas minoristas de Argentina, pero no en los pasillos de Wall Street, donde encontró resistencia.

AMLO y Alberto Fernández. Foto: Especial.

El Gobierno de México encabezado por AMLO fungió como intermediario entre el Gobierno de Argentina y  el Grupo Financiero Black Rock.  López Obrador habló con el director de la empresa, Larry Fink y le pidió  flexibilidad con Argentina.

Además de renegociar las fechas de pago, el Gobierno de Argentina ha logrado conservar su presupuesto nacional sin recortes, para facilitar un crecimiento económico  que le permita abonar al pago de la deuda externa.

Este martes, el presidente de Argentina Alberto Fernández afirmó que, gracias a la renegociación de la deuda, “el país está volviendo al mundo dignamente” y recuperando “su capacidad de decisión” a la hora de distribuir sus propios recursos.

La relación entre Alberto Fernández y AMLO comenzó a cosecharse poco antes de que el mandatario argentino triunfará en la elección de su país. López Obrador ya había ganado la Presidencia de México. 

“Ha sido categórico en su apoyo hacia nosotros, no solamente incentivando lazos comerciales sino reclamando internacionalmente en favor de la ayuda a Argentina”, dijo Fernández en una rueda de prensa que ofreció tras su primer encuentro con AMLO en noviembre del año pasado. 

En redes sociales, el periodista Luis Guillermo Hernández, apuntó que pese a que AMLO ha salido poco del país (sólo ha visitado Estados Unidos en lo que va de su sexenio) ha logrado fortalecer su figura.