Hace unos días, Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció el descubrimiento de un nuevo yacimiento de petróleo en Ixachi, Veracruz, y se estima, podría alcanzar más de mil millones de barriles de crudo.

Un hallazgo que podrá contribuir a que la promesa de bajar el precio de los energéticos realizada por Andrés Manuel López Obrador se convierta, en los próximos años, en una realidad.

El descubrimiento de este yacimiento, a 72 kilómetros del puerto de Veracruz, es uno de los más importantes en los últimos 25 años. De hecho, el director de Pemex, Carlos Treviño, anunció que este hallazgo ocupa el cuarto lugar a nivel mundial.

En el anuncio se destacó que el descubrimiento ocurrió gracias al trabajo de varias generaciones de geólogos, geofísicos, ingenieros, investigadores, trabajadores y nuevas tecnologías.

Al respecto, el director de exploración de Pemex, Javier Hinojosa Puebla, indicó que el descubrimiento de Ixachi es “fruto del trabajo profesional y de la enorme capacidad de las y los trabajadores mexicanos de Pemex”.

Se estima que este yacimiento podría generar mil millones de barriles diarios, con un valor aproximado de hasta 40 mil millones de dólares. También se aproximó que alcanzará su plenitud entre 2020 y 2022.

Hinojosa añadió que “tenemos un yacimiento con reservas totales superiores a los mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente” en reservas 3P, es decir, probadas, probables y posibles.

También explicó que con ésta, “obtendríamos 80 mil barriles diarios de condensado (…) y con la buena noticia que es un condensado dulce, de muy alta calidad. Y más o menos 700 millones de pies cúbicos diarios de gas natural”.

Carlos Treviño agregó que del yacimiento se podrán extraer hidrocarburos por valor de 40 mil millones de dólares “a precios de hoy”.

Pemex indicó que la producción de este yacimiento será de gran ayuda para “satisfacer la demanda de gas e hidrocarburos líquidos que requiere el país para su desarrollo en el corto y el mediano plazos”.

Enrique Peña Nieto anunció en noviembre de 2017 que Pemex había descubierto Ixachi, el cual calificó como el mayor yacimiento de petróleo y gas en campos terrestres en 15 años y que podría aportar reservas 3P de aproximadamente 350 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Además, el pasado 9 de octubre, Pemex también anunció el descubrimiento de siete yacimientos en dos campos del Golfo de México, con potencial para incorporar 180 millones de barriles de crudo a las reservas mexicanas.

Estos yacimientos son:

  • Manik, con dos sitios de extracción y un potencial de 80 millones de barriles, localizado a 102 kilómetros de Ciudad del Carmen, Campeche. Fue descubierto en abril con una profundidad total de 4 mil 765 metros.
  • Mulach, con cinco yacimientos y un potencial de 100 millones de barriles. Se localiza a 17 kilómetros de Paraíso, Tabasco, y tiene una profundidad de 3 mil 976 metros.