El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, dio a conocer que el Ejército Mexicano atrapó al presunto narcotraficante y huachicolero José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”.

La operación para detener al presunto delincuente fue conjunta, y participaron fuerzas federales y del estado de Guanajuato.

El Marro es líder del cártel Santa Rosa de Lima, que tiene operaciones en el Bajío del país y especialmente en Guanajuato, donde desde hace varios meses se vive una intensa violencia (dicha entidad es donde se da el mayor número de homicidios en el país).

A principios de año, el 31 de enero, presuntamente El Marro le exigió a AMLO que sacara a la Marina, la Sedena y las fuerzas federales de Guanajuato. En un mensaje que estaba en una camioneta con explosivos, afuera de la refinería de Salamanca, se leía:

Andrés Manuel López Obrador te exijo que saques a la Marina, Sedena y fuerzas federales del Estado, si no te voy a empezar a matar gente inocente para que veas que esto no es un juego y que en Guanajuato no los necesitamos. Ahí te dejo un regalito en mi refinería para que veas cómo se van a poner las cosas y si sueltas a mi gente que se llevaron y si haces caso no van a valer madre. Atente a las consecuencias. Atte. El Señor Marro.

Posteriormente, en abril de 2019, Yépez volvió a amenazar a AMLO, esta vez con una manta colgada en Celaya. En ésta, que fue reproducida por los diarios Reforma y El Universal, se leía:

Sigues sentenciando a más policías inocentes, la próxima vez el regalo que te mandé a la refinería va a llegar hasta Cuitláhuac #90 en la Colonia Toriello Guerra en Tlalpan.

En junio de este año, familiares de El Marro, incluida su mamá, fueron capturados. Ante esto, el presunto narcotraficante grabó videos donde, al borde del llanto, decía que iba a partir “madres”. 

Un juez decidió librar a los familiares de El Marro, cuestión que Andrés Manuel consideró como corrupción.