El secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna durante el sexenio de Felipe Calderón, sufrió un “levantón” o secuestro exprés por parte del narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, ‘El Barbas’, líder del Cártel de los Beltrán-Leyva, reveló el periodista Ricardo Ravelo a  Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela en el programa Los Periodistas que transmite La Octava. 

“García Luna fue interceptado en la carretera de Tepoztlán, Morelos, por un grupo armado, este grupo armado lo obligó a descender de su vehículo, maniataron al escolta y el funcionario fue llevado a una casa…quien lo mandó a traer fue Arturo Beltran Leyva”, contó Ravelo, quien se ha especializado en temas de narcotráfico y es autor de varios libros sobre la materia. 

El autor de Los capos, Las narco-rutas de México y Los narcoabogados explicó que la historia fue revelada por el testimonios de policías despedidos por García Luna y cuya denuncia fue llevada a la Cámara de Diputados.

“Cuando García Luna llegó y estuvo frente al Barbas el reclamo fue si iba o no a cumplir el acuerdo que tenían…se presume que el diálogo fue breve; se retomó el acuerdo pactado y fue así como García Luna fue regresado a su vehículo y siguió su trayectoria a la Ciudad de México”, agregó.

En La Octava, Ricardo Ravelo señaló que García Luna volvió inoperante la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el sexenio de Calderón como una estrategia para que no molestara al Cártel de Sinaloa, al despedir a policías y altos mandos que sí investigaban y los cambió por jóvenes inexpertos y con sueldos estratosféricos. 

En ese momento, los Beltán Leyva aún eran aliados del Cártel de Sinaloa, sin embargo en el 2008, Alfredo Beltán Leyva (el menor de los Beltrán) fue capturado por elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en Culiacán, Sinaloa.

Los Beltrán habían sido traicionados por Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, quien dio información a García Luna para abatirlos uno a uno. El 16 de diciembre del 2009, ‘El Barbas’ fue asesinado por elementos de la Secretaría de Marina en Cuernavaca, Morelos, y sucesivamente fueron detenidos el resto de hermanos de la corporación delictiva: Carlos, el 30 de diciembre en Culiacán, Sinaloa; y Héctor, alias ‘El H’, capturado el  1 de octubre de 2014 en San Miguel de Allende, Guanajuato.