La diputada Tatiana Clouthier reveló en su libro Juntos Hicimos Historia que el Presidente Andrés Manuel López Obrador estuvo a punto de sufrir un atentado cuando aún era candidato presidencial en 2018.

En su texto, también narra cómo un joven aseguró que iba a matar al entonces candidato presidencial en una universidad privada.

En su capítulo sobre los jóvenes y su papel en la campaña presidencial del tabasqueño, Clouthier detalló la visita del entonces candidato al Tec de Monterrey el 27 de abril de 2018.

“Antes de que Andrés fuera al Tea de Monterrey, se difundió una carta en WhatsApp en la que supuestamente Salvador Alva, presidente de la institución educativa, se manifestaba en contra de López obrador. El directivo no lo desmintió y cuando intentó hacer la aclaración, lo hizo muy incipientemente, sin decir directamente cuál era su postura. También días antes de que Andrés llegara a Monterrey, se divulgó en redes sociales información sobre un chavo que estaba diciendo que iba a matar en el campus a nuestro candidato”, escribió.

Incluso, la diputada añadió que una chica le escribió: “Yo no sé si sea cierto o no, pero aquí está fuerte la versión de que lo va a matar, y nos está invitando a organizarlo para hacerlo.”

Añadió que de inmediato se puso en contacto con Jesús Cantú, a quien le pasó la información de la muchacha y del “chavo que supuestamente pensaba atacar a Andrés”.

Así, la ex coordinadora de campaña aseguró que durante la visita del candidato presidencial al Tec de Monterrey había mensajes invitando a expresar odio hacia el político tabasqueño.

“Ese día percibimos que había demasiados mensajes invitando al odio, como si hubiera alguien interesado en reventar el evento o para que se viera que en el Tic no querían a López Obrador. Le compartí toda la información a Chuy y como él trabajaba en el Tec, habló con los organizadores de la visita. Las autoridades en el Tec se apanicaron y entonces se fueron al otro extremo: colocaron arcos con detectores de metal y revisaron a todas las personas para cerciorarse de que no se llevaran armas, lo que originó aglomeraciones”, indicó.

Clouthier explicó que desde un día antes, el Tec endureció su seguridad y que, durante las casi dos horas que duró el evento, desplegaron una logística extremadamente rígida.

Asimismo, la ex coordinadora de campaña de López Obrador detalla que los pases para el evento y la entrada al recinto fueron otro gran desafío para el equipo de AMLO durante su visita al Tec de Monterrey.

“Cuando Andrés llegó, el auditorio no estaba lleno, pues solo estaban dejando entrar poco a poco a quienes tuvieran boleto. No fue sino hasta que ya faltaba muy poco para iniciar el evento que dejaron entrar a los que estaban haciendo fila, que eran los estudiantes del Tec que entraba con su credencial. En ese momento veo que viene Andrés y que todavía faltaba una parte del auditorio por llenarse y mucha gente afuera, por lo que me dije: estos cabrones van a querer tomar la foto cuando esté una parte vacía y la van a utilizar en nuestra contra. Rápidamente me fui para atrás y les dije: ¡Oigan, dejen entrar a la gente, pues no somos primerizos! Entonces ya empezó la gente a entrar y el lugar se llenó de inmediato”.

¿Por qué el Tec de Monterrey?

La diputada explicó por qué el Tecnológico de Monterrey fue la única universidad a la que López Obrador asistió durante su última campaña presidencial:

“Y no por discriminar a otras instituciones, sino porque estaba empeñado en recorrer sus 300 distritos electorales. Durante la intercampaña, lo invitaron a varias casas de estudios, y no pudo ir, en parte por la ambigüedad de la ley. Creo que con la sagacidad que tiene y dado que en el Tec le había ido extraordinariamente bien, ya no quiso ir a otras. Nunca le pregunté por qué solo fue al campus regiomontano, más creo que él se quedó con la idea de que David Noel Ramírez Padilla era el rector y con el él había logrado una muy buena empatía, pues había escrito el libro Hipoteca social. No obstante, Ramírez Padilla dejó de ser rector en junio de 2017″, escribió Clouthier.

La diputada señaló que, según ella, López Obrador aceptó ir al Tec de Monterrey ya que fue una manera de enviar un mensaje a los empresarios y decirles “Voy a ir al Tec y me va a ir igual de bien que en 2012”.