Las imágenes son terribles. Por donde se le vea.

Familiares desesperados ingresan en el Hospital de las Américas, en Ecatepec, Estado de México. Usan la fuerza y van a su paso agrediendo a quienes se les ponen enfrente, sean personal de seguridad, enfermeros o médicos.

Llegan a la sala de patología. Ingresan. Ahí están los cuerpos de las personas que fallecieron por coronavirus. Los cadáveres están bolsas negras especiales para eso, las cuales son abiertas por las personas que ingresaron a la fuerza.

Hay, evidentemente, llanto y tristeza. Gritos. Dolor.

Las imágenes son terribles.

Hay gente que graba toda la escena. Y la difunde de inmediato. Pronto, prácticamente todos los medios exponen esos videos.

Ciro Gómez Leyva, por ejemplo, lo presenta así en su cuenta de Twitter:

Ante la falta de información, familiares de pacientes del Hospital General “Las Américas” de #Ecatepec, ingresaron por la fuerza y llegaron hasta donde están las bolsas con cadáveres. Así encontraron los cuerpos de sus familiares.

Lo pone como tuit “fijado”.

La pandemia de coronavirus causa dolor en todo el mundo porque enferma. Porque mata. Hay, actualmente, casi 3 millones y medio de personas contagiadas por el virus. 243 mil han fallecido.

Es algo fortísimo. Los familiares de una persona hospitalizado por coronavirus, en todo el mundo, sufren mucho porque no los pueden ni ver ni visitar ni nada.

En España pasó: la gente no podía visitar a sus familiares; y si desgraciadamente morían, tampoco podían velarlos porque había cuarentena. No podían despedirse de ellos. Nada.

Es horrible. Verdaderamente horrible.

Lo que molesta mucho es que, estos hechos terribles que están sucediendo en prácticamente todo el mundo, hoy los medios los difundan sin ética alguna, y que la oposición los use para golpear al gobierno en turno.

Hay, medios y actores políticos que están difundiendo las imágenes importándole nada la dignidad de las personas. Además, muchos lo hacen con la irresponsable y aviesa finalidad de “culpar de AMLO” de lo sucedido.

La pandemia de coronavirus es terrible. Se ha luchado para detenerla, pero aún así, como en todo el orbe, afecta y causa muerte.

Hoy, los medios y los actores políticos deben entender que esto es algo que jamás habíamos vivido en el país en épocas recientes, y que ellos, como medios y como actores, tienen responsabilidades y deben poseer ética.

Lo que han hecho con el caso de Ecatepec sólo ha mostrado su poca decencia y su completa falta de calidad ética. Los ha dejado como lo que son: unos medios y políticos carroñeros.

Ya basta: tengan vergüenza.