Los opinólogos de la oposición cada vez están más desesperados por culpar a Andrés Manuel López Obrador de una pandemia. Hace unos días Enrique Krauze afirmó que AMLO debía usar cube bocas, ya que con ese sólo hecho “salvaba vidas”

Ahora, una de las seguidoras de Krauze, Denise Dresser, continúa con dicha argumentación, pero la lleva más allá.

En su artículo de hoy en el diario Reforma, Dresser afirma que el gobierno de AMLO ha hecho mal todo en la pandemia. Este “argumento” no es nuevo en la académica del ITAM, sin embargo, hay algo que hace de este texto diferente distinto, y es que nombra a Andrés Manuel López Obraodr y a Hugo López-Gatell como asesinos.

Dresser indica que AMLO debe usar siempre el cubre bocas y obligar a toda la gente a usarlo en todos los lugares. Pero como AMLO no aparece con cubre bocas en las mañaneras, adfirma la autora que en lugar de salvar vidas, lo que hace es “politiquería”

resulta ininteligible la negativa del Presidente a ponérselo en cada mañanera, en cada evento público. Resulta incomprensible la actitud desdeñosa de López-Gatell. Ambos afirman proteger derechos cuando en realidad ponen en riesgo vidas. Ambos hacen politiquería en vez de pedagogía pública.

Pero la académica va más allá, e indica que AMLO y Hugo López-Gatell son unos “machos” que ven en el cubre bocas un elemento que atenta contra su masculinidad, pero que al no usarlo, en realidad se están convirtiendo en asesinos.

Sí, así lo dice: “Ellos (AMLO y López-Gatell) y tantos más, ejemplos de hombres que se sienten emasculados por el cubrebocas. Que lo perciben como un condón para la cara. Que anteponen su masculinidad al combate a la enfermedad. Pensándose privilegiados e indestructibles”.

Y concluye con esta frase donde acusa a AMLO y a López-Gatell que, al no usar cubre bocas, se han convertido en asesinos “los petulantes machos de “izquierda” nos están matando”.