Gustavo de Hoyos Walther, dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), afirmó en entrevista para los diarios de la Organización Editorial Mexicana que está enfocado en su labor actual, pero que sus amigos y mucha gente manifiestan que lo ven como candidato presidencial.

La realidad es que desde que empecé a participar en Coparmex siempre dicen que voy a ser candidato en la siguiente elección, yo estoy concentrado en mi tarea como presidente de Coparmex, el día que yo tenga una aspiración la voy a decir.

De Hoyos criticó que la gestión de Andrés Manuel López Obrador y afirmó que éste es responsable de que el país –según afirma él– viva ya una recesión: “El Presidente de la República y su Gobierno son los responsables directos de la desaceleración que está viviendo el país y que lleva a millones de mexicanos a no tener empleo”.

Planteó una situación catastrófica en México, pues hay menos creación de empleos que en 2009 y también muchos homicidios, y eso, afirmó, es porque “las decisiones de políticas públicas están empezándole a cobrar la factura a México”.

El dirigente patronal afirmó que esta situación tan lamentable es porque la actual administración ha emprendido programas sociales y obras equívocas. Pero, indicó, todavía hay tiempo de darle de nueva cuenta “rumbo” al país: “Nosotros pensamos que el Gobierno federal tiene espacio para reorientar el rumbo”.

El presidente de la Coparmex, Gustavo de hoyos. Foto: Especial

Gustavo de Hoyos, un opositor a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, alabó la iniciativa de “#NoMásDerroches”, conformada por la propia Coparmex, Mexicanos Contra la Corrupción y demás organizaciones, y celebró que los más de 147 amparos presentados para que no se detuviera el NAIM estén ahora retrasando la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

Consideró que AMLO toma decisiones irracionales, y el ejemplo fue la cancelación del NAIM: “hay casos en otros países donde ha habido controversias sobre la ejecución o no de una obra de este tipo y en ningún caso se ha procedido de manera fundamentalista, irracional, a pretender destruir, en este caso inundar las obras”.

De Hoyos indicó que López Obrador tiene actitudes “despóticas” porque critica a algunos medios de comunicación: “el Presidente está mostrando tentaciones despóticas y autoritarias en contra de la libertad de expresión. Los medios de comunicación no están para ser militantes de un gobernante de ninguna tendencia política”. Además, indició que no es justo que a ciertos medios los tache el mandatario de “neoliberales” o de “derecha”.