Catorce personas en la nómina del Poder Judicial de la Federación, entre parientes y compadres del magistrado Francisco Arcovedo Montero, titular del Primer Tribunal Unitario del Trigésimo Primer Circuito ubicado en Campeche, fueron detectados por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

De acuerdo con la la investigación 14/2016 del CJF, en el Poder Judicial Federal trabajan tres hijos, tres sobrinos, la ex esposa, dos yernos, un compadre, dos comadres y el esposo e hijo de una de las comadres del magistrado Arcovedo Montero.

Pese a las irregularidades detectadas, el pleno del CJF resolvió por 5 votos contra 2, que únicamente por 2 de las 14 contrataciones había motivos para iniciarle un procedimiento de responsabilidad y en caso de ser culpable, sancionar al magistrado.

El magistrado Francisco Arcovedo Montero, en una sesión en la que estuvo presente el ministro Presidente de la SCJN, Luis María Aguilar. Foto: Especial

Según la mayoría de los consejeros del CJF, en algunos de los casos ya había prescrito la posibilidad de sancionar las contrataciones y en otros no había pruebas de que el magistrado hubiese operado a favor de sus parientes y compadres, pues los jueces que les dieron trabajo negaron haberlo hecho bajo presión o por recomendación.

Únicamente los consejeros Felipe Borrego y José Guadalupe Tafoya votaron por sancionar todas las contrataciones.

“Dichas conductas, de acreditarse plenamente en el momento de la resolución definitiva, actualizarían la causa de responsabilidad consistente en falta de profesionalismo por nepotismo, considerando que revelan un modus operandi del Magistrado implicado, toda vez que valiéndose de su cargo cotidianamente proponía a servidores públicos para que desempeñaran labores en el PJF”, expresó Tafoya en la sesión.

Anteriormente, el CJF ha resuelto en casos similares de nombramientos “cruzados” entre juzgadores con sanciones de tres meses de suspensión sin goce de sueldo.