No se sabe cuál es el paradero de muebles y vajillas que utilizaron algunos mandatarios en la Residencia Oficial de Los Pinos, de acuerdo con la propia Presidencia de la República.

El vocero Jesús Ramírez Cuevas explicó en entrevista con Reforma que no existen registros formales sobre los objetos que integraban el menaje del inmueble donde vivían los presidentes.

“Hay enseres, mobiliario y algunas otras cosas que estaban en Los Pinos, por ejemplo, las vajillas de la época del centenario y ya no están”, explicó.

Al cuestionamiento sobre si esas no las habían encontrado, Ramírez Cuevas respondió que no, aunque admitió que el registro exhaustivo de lo que hay y lo que falta es difícil.

“Había un catálogo de obras de arte, sobre todo las que estaban en comodato y las que fueron regaladas a la Presidencia en cada época y que quedaron bajo resguardo de Los Pinos, pero todo lo demás, los enseres, los muebles, las vajillas, todo eso no estaba catalogado ni registrado, entonces no hay manera de comprobar, simplemente ya no están, no se sabe qué es lo que no está”, dijo.

Añadió que, entre los objetos “extraviados”, está una vajilla de gran valor histórico –y posiblemente monetario- de la que únicamente dejaron el estuche.

Reforma le preguntó si dicha vajilla era muy valiosa y el funcionario respondió que, más que monetario, tenía un valor simbólico, aunque por su antigüedad podría tener un valor en el mercado.

“Pero sobre todo era, hasta donde se sabe, una vajilla importante, de la que sólo quedó el estuche”, explicó.

De igual manera, Cuevas anunció que ya han sido localizadas algunas de las obras de arte que estaban en bodegas y de las que no se informó en el proceso de entrega-recepción.

También adelantó que ya se está analizando la posibilidad de exhibirlas en el nuevo museo de Los Pinos.

Finalmente indicó que, en esta semana se dará a conocer un reporte detallado sobre los últimos hallazgos.