Hoy, la Secretaría de la Función Pública emitió una tarjeta informativa donde indicó que su titular, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, dio positivo a la prueba por SARS-COV-2 el pasado lunes 20 de abril.

Agregó que la funcionaria se encuentra en excelente estado de salud y sin síntomas graves. Mencionó además que Sandoval Ballesteros ha acatado las recomendaciones médicas desde los primeros síntomas, y se “ha mantenido en autoaislamiento y en constante monitoreo médico”.

Al darse a conocer esta noticia, en redes sociales, y especialmente en Twitter, se montó un operativo de odio hacia la funcionaria pública.

Cuentas que suelen ser operadas por personajes cercanos a Felipe Calderón y a los grupos opositores al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, comenzaron a mandar mensajes dignos del rechazo más enérgico posible.

Incluso, varias cuentas se burlaron de ella, y desearon que su esposa, el académico John Ackerman, también estuviera enfermo de Covid. Incluso hubo varias cuentas que esperaban que Irma se hubiera reunido con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, para así “contagiarlo”.

Además, emitieron noticias falsas, como por ejemplo, circular fotos de hace más de una semana, y mencionar que habían sido tomadas después del 20 de abril, que fue cuando la secretaria se hizo la prueba para detectar coronavirus.

Hubo también muestras de apoyo a Irma Sandoval, y defensa de su labor como funcionaria.