Una planeación deficiente de la administración federal de Enrique Peña Nieto es la causa de que actualmente exista desabasto de materiales de curación en algunas instituciones del Seguro Social,(IMSS) dijo este viernes en rueda de prensa la Oficial Mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro.

Explicó que las compras de medicamentos y materiales de salud que se usarán en 2019 se planearon y licitaron en 2018 durante el mes noviembre (un mes antes de que tomara protesta Andrés Manuel López Obrador) por lo que si hay desabasto es por una “planeación deficiente”.

“La posible escasez de medicamentos y materiales de curación se debe a la planeación deficiente de 2018”, señaló.

También dijo que ha habido empresas responsables por esta falta de medicamentos, aunque no mencionó los nombres de las supuestas compañías involucradas.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Especial

Previamente su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció que había desabasto pero que “estaba peor antes”.

“Hay problema de desabasto de medicamentos pero les diría que estaba peor antes, lo que pasa es que ahora con este plan de combatir la corrupción en la compra de medicamentos se está ventilando todo”, dijo.

Buenrostro Sánchez, presentó un nuevo modelo de compras públicas consolidadas, el cual se basa en siete ejes fundamentales para abatir la corrupción.

Señaló que encontraron contratos de adquisiciones que no cuentan con cláusulas para terminarlos, mientras que una compra consolidada permitiría un modelo de contrato que dé certeza jurídica a los sectores público y privado.

Raquel Buenrostro, Oficial Mayor de Hacienda. Foto: Presidencia de la República.

La funcionaria resaltó que los provedores de medicamentos han mostrado resistencia al cambio y tomó como ejemplo el caso del estado de Tabasco donde se ha solicitado la cotización de diversas medicinas pero está no les ha llegado.

“Todos estos cambios, les decíamos, sí han generado muchísima resistencia de todas partes, tenemos un caso muy concreto, nada más para que tengan una idea, el Instituto de Seguridad Social del estado de Tabasco, en este momento tiene una escasez de medicamentos, cuenta con el recurso suficiente, quiere comprar los medicamentos, salió a cotizar a las industrias farmacéuticas y nadie le quiso cotizar y nadie le quiere vender”, expuso.

El martes pasado Germán Martínez Cázares renunció a la titularidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con una carta escandalosa en la que aseguró que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha hecho recortes sustanciales al sector salud. Sin embargo, el nuevo director de la institución, Zoé Robledo afirmó en su primera aparición pública que tras hacer una revisión con Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), sobre los ingresos y egresos del instituto, durante el primer trimestre del año, éste tuvo una eficiencia del gasto de 93.3%.

Este jueves dijo que de los 64 mil millones de pesos anuales asignados al IMSS para el tema de materiales de curación y suministro de medicamentos, siete mil 479 millones correspondieron a los primeros tres meses del año, y de estos, se ejercieron seis mil 979 millones, lo que equivale a 93.3% en la eficiencia del gasto.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador y Raquel Buenrostro. Foto: Especial

Las siete estrategias del programa de compras

  1. El fortalecimiento de planeación para garantizar buenos precios, debido a que las compras urgentes propician el aumento en los precios de medicamentos.
  2. 2. Ayuda a pequeñas y medianas empresas, cooperativas y la responsabilidad social para mejorar el desarrollo económico y las condiciones de familias de pequeñas empresas.
  3. Coordinación de áreas de contratación que deberán aplicar las mismas medidas de austeridad y combate a la corrupción.
  4. Compras consolidadas. El objetivo es que el Gobierno Federal haga convenios con las entidades federativas para realizar en conjunto una sola compra de un insumo con la finalidad de obtener precios competitivos.
  5. 5. Implementación de estrategias tecnológicas. Además de la plataforma de Compranet, donde se publican las licitaciones, se buscará una nueva estrategia con la que se automatice el proceso de contratación desde la planeación hasta el proceso de contrato y pago.
  6. Cambio en la cultura. “Aunque suene simple es lo más complicado, cambiar la forma de pensar de los sectores es difícil porque llevamos años haciendo las cosas de la misma manera. Nos encontramos en un cambio cultural y de régimen, no solo de administración”, dijo Buenrostro.
  7. Generación de un marco normativo flexible. La funcionaria indicó que estos cambios se fortalecerán con reformas a leyes de adquisiciones y de obras para generar mecanismos más transparentes de contratación.