Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 20 junio, 2018

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Cúpula de la Iglesia católica está a uña y mugre con el Gobierno: Solalinde

Cúpula de la Iglesia católica está a uña y mugre con el Gobierno: Solalinde

Por: Jorge Covarrubias (@vivalitos)*

Alejandro Solalinde es de los pocos curas que no se guardan las palabras y que tampoco se andan con rodeos.

Durante la presentación de su libro El reino de Dios. Replanteamiento radical de la vida prometió que no hablaría de problemas sociales, pero cuando una mujer proveniente de Chiapas le preguntó qué hace la Iglesia Católica para contrarrestar la trata de blancas en la frontera de ese estado con Guatemala, respondió que existe una cúpula de la jerarquía eclesiástica afín al gobierno que no quiere desprenderse de los privilegios, y otro sector que está con las víctimas.

“Otra cosa es la cúpula, la cúpula que está a uña y mugre con el gobierno. Inclusive yo diría que algunos de ellos que coordinan la dimensión pastoral pues son más priistas que Peña Nieto. Entonces como quiera Dios está dando respuesta a través de su iglesia; algún día esa cúpula va a cambiar, algún día, porque ahorita está hecha así. No tienen la culpa, los han formado así”, comentó.

Y prosiguió: “Oigan esto, el papa Francisco está muy preocupado porque cambie la formación del clero aquí en México, el instrumento para cambiar son las instituciones sacerdotales y no la quieren cambiar ¿Por qué? Porque son privilegiados, porque tienen todo y hay un alto clero que recibe muchos favores y regalos del gobierno. Entonces tenemos una iglesia agradecida y una jerarquía amordazada, por eso uno tiene que estar con los migrantes y con las víctimas y con todos, y otros pues no”.

El padre Alejandro Solalinde en la FIL.

El padre Alejandro Solalinde en la FIL.

El sacerdote exhibió su obra en el cierre de la Feria Internacional del Libro (FIL). Su presencia no pasó inadvertida y colmó el salón 4 de la Expo Guadalajara, con una audiencia compuesta principalmente por jóvenes, adultos y ancianos, quienes se quedaron hasta el final de la conferencia.

El ejemplar está editado por la Universidad Autónoma del Estado de México, cuya casa de estudios le hizo entrega del Doctorado Honoris Causa por su contribución humanitaria.

El libro recoge las experiencias de Solalinde al lado de los migrantes en la sierra conocida como La Mixteca Alta de Oaxaca, donde pasó diez años en la más absoluta miseria.

“Déjense provocar, no tengan miedo, y ahí replanteo todo. Para mí es un librito, si quieren llámenlo folletito, pero es un folletito que yo preparé con mucho cariño por una preocupación de cómo hacer para ayudar a la gente a tomar conciencia y me llevó más de 30 años.

“Ahí en la soledad de la sierra, la mixteca alta, uno de los lugares más pobres de México, la miseria que yo viví fue una bendición; diez años de una miseria espantosa, pero de una riqueza enorme espiritual como no se imaginan, los pobres me evangelizaron, me enseñaron muchas cosas, me revelaron los misterios de Dios, y luego los que me animaron a escribirlo y a completar todo fueron las y los migrantes. Ahí en los migrantes está la semilla de una nueva construcción del reino de Dios, ellos tienen todo lo que se necesita, la semillita, toda la vida concentrada de una nueva era para la humanidad”, expresó.

El sacerdote Alejandro Solalinde recorriendo la FIL. Foto: Fundación Find/Twitter

El sacerdote Alejandro Solalinde recorriendo la FIL. Foto: Fundación Find/Twitter

Sin perder la sencillez y humildad que lo distinguen, el sacerdote no permitió que el presentador leyera su currículum, y destinó los últimos 30 minutos (de una hora total) restantes de su charla para responder las preguntas de un público que no lograba entender cómo es posible que un presbítero que ha desafiado con sus acciones al Estado y a los grupos criminales que lucran con los migrantes, siga aún con vida.

-¿Cómo puede estar tan tranquilo?- le soltó a bocajarro una mujer que admitió no ser creyente de la fe católica.

-“Estoy tranquilo porque tengo la plena convicción de que Dios no está cruzado de brazos, el reino de Dios se está construyendo, es un proyecto universal y lo está haciendo, eso nadie lo puede parar y después porque confío en Jesús y porque mi vida está en manos de él, de ninguna persona más”, le respondió el cura con una sonrisa que dibujó en su rostro.

El sacerdote habló brevemente de su libro, obra que insistió ni siquiera puede catalogarse como tal porque apenas tiene 60 páginas. Refirió que incluso podría ser un folleto, pero muy provocativo porque tiene la intención de desafiar la visión conservadora de Dios que ha inculcado la jerarquía católica.

“Este libro quiere provocar para desafiar la versión oficial de Dios, la versión de franquicia, ese Dios que hemos administrado durante mucho tiempo a favor del clero alto (…) es un reto para que cada quien descubra no desde la visión del padre Solalinde, es un reto para que vayan directamente a los evangelios”, dijo.

“No podemos cambiar radicalmente nuestra fe, si no cambiamos la versión de los interlocutores porque hay Jesús como de catálogo, al menú que cada quien necesite”.

El padre Alejandro Solalinde con un joven en la FIL. Foto: Daniel Piña/Twitter

El padre Alejandro Solalinde con un joven en la FIL. Foto: Daniel Piña/Twitter

La conferencia de Solalinde se tornó en una charla recíproca entre él y un público más interesado en descubrir la fuente que mantiene sereno y da esperanza al presbítero.

“Usted es un hombre de vidrio porque se puede mirar en un espejo y no teme lo que ve en él, no teme a los demonios que otros vemos, usted es un hombre de vidrio porque reconociendo su fragilidad es capaz de emplear toda su fuerza para ayudar a los hermanos migrantes que a veces ni los volteamos a ver, no les queremos dar ni un peso y los tratamos como delincuente”, fueron las palabras que le dedicó uno de los asistentes.

La contraparte

Mientras Solalinde impartía cátedra, en el salón contiguo se hacían los preparativos para la presentación de un libro de otro sacerdote: Con mi propia voz del cardenal emérito Juan Sandoval Iñiguez, en la que estuvieron presentes como expositores el ex secretario general de gobierno de Jalisco, Fernando Guzmán Pérez Peláez, el poeta Jorge Souza, y el editor del ejemplar, Juan Manuel Reyes Brambila, un empresario quien también editó hace seis años El verdadero rostro del cardenal Juan Sandoval Iñiguez.

El cardenal Juan Sandoval Iñiguez y el político panista Fernando Guzmán. Foto: Saúl Lomelí/Twitter

El cardenal Juan Sandoval Iñiguez y el político panista Fernando Guzmán. Foto: Saúl Lomelí/Twitter

Ambos libros son casi idénticos en portada. Recogen las memorias de Sandoval Iñiguez, pero omiten los episodios más escandalosos de su trayectoria como el encubrimiento de sacerdotes pederastas, sus acciones ofensivas a la comunidad LGBT, declaraciones misóginas, así como una vida llena de lujos a costilla de lucrar con la fe de los creyentes.

En un salón más pequeño y con menos de 100 asistentes a Sandoval se le veía orondo. Cadena gruesa de oro al pecho con crucifijo incluido, mejillas regordetas y rosadas, la figura del cardenal encajaba perfectamente con la descripción que hizo Solalinde de una cúpula privilegiada.

Entre los logros de Sandoval, su editor destacó que ha sido un líder en “la defensa de los valores y la familia”, en tanto que Pérez Peláez recurrió a la vieja fórmula con la que el arzobispado se ha mantenido vigente sin lograr el éxito esperado: su obstinada lucha para esclarecer el asesinato de su antecesor Juan Jesús Posadas Ocampo en mayo de 1993, y encerrar a sus homicidas.

El padre Alejandro Solalinde durante su presentación en la FIL. Foto: Arturo Suarez/Twitter

El padre Alejandro Solalinde durante su presentación en la FIL. Foto: Arturo Suarez/Twitter

Desprestigio

Sin saber que Sandoval presentaría un nuevo libro en un salón cercano, una mujer que estaba en la presentación del libro de Solalinde, hizo alusión al desprestigio que ha causado Juan Sandoval entre los feligreses por sus declaraciones misóginas y un estilo de vida disipado del que han dado cuenta diversos medios de comunicación.

Solalinde respondió reconociendo los privilegios que goza el clero, sin embargo se mostró confiado de que en los años venideros la Iglesia Católica se pueda abrir en verdad a la defensa de los derechos humanos y a la inclusión de mujeres para la ocupación de altos cargos.

“Yo puedo ver a lo largo del tiempo, una transformación preciosa de mi iglesia en donde se va a abrir de veras a los derechos humanos y donde va a dejar de excluir a las mujeres, las va a incluir, a los jóvenes también, y entonces vamos a tener una jerarquía padrísima, joven y mixta. Yo puedo ver otro tipo de presbíteras, otro tipo de obispas, y porque no algún día una mujer papa, increíble de verdad, con una sabiduría, por eso no se preocupan, dice la Biblia que cada día tiene su afán”, añadió.

La conferencia estaba a punto de terminar, cuando para sorpresa de los asistentes el padre Solalinde anunció que les obsequiaría –por acuerdo de la casa editora- un ejemplar de su libro. Más de 500 personas aplaudieron el obsequio, y a los que no alcanzaron se les entregó una tarjeta para su descarga virtual a través de un código QR.

“La verdad nos hará libres y eso sí me angustia porque pues para que llegue la verdad se necesita que leamos, que nos informemos, que seamos críticos con todo lo que está pasando y también que leamos los evangelios (…) si después de esto muero, pues ya no voy a morir engañado”, sentenció el sacerdote ya para despedirse.

**Este trabajo fue realizado por la revista Revista Reverso. Conoce más del proyecto aquí: http://reverso.mx

Enviar un comentario