Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no están dispuestos a ceder parte de sus generosos sueldos y ya están preparándose para pelear en los tribunales.

De acuerdo con la columna del periodista Mario Maldonado  en El Universal, hace unos días el ministro presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales, hizo llegar un mensaje privado a los magistrados donde les informa de una reunión en la que se acordó que se preparará una demanda de amparo en contra de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

En el mensaje se indica que, acopiando las propuestas argumentativas de todos los asociados por región, se propondrá una estructura básica que sirva de inicio.

Además, Aguilar Morales indicó que mediante los directores regionales se invitaría a todos los titulares para que hicieran llegar los conceptos de violación que quisieran proponer a más tardar el pasado domingo 30 de septiembre.

Luego, explica el mensaje, un comité se seis titulares voluntarios se encargará de dar forma final a la demanda de amparo, y entregarán el proyecto a más tardar el domingo 7 de octubre.

“Se contratará un despacho de abogados para estructurar una estrategia de litigio y tramitar el o los juicios de amparo que correspondan. El costo de honorarios será cubierto ad prorrata por los quejosos interesados. Lo anterior, sin prejuicio de otras medidas jurídicas de defensa”, cita el mensaje.

El mensaje concluye explicando que, tanto el ministro presidente como los consejeros “mantienen su convicción a favor de la independencia y autonomía del PJF, así como de nuestros intereses, como hasta ahora.” Además afirma que sólo en la unidad tendrán éxito.

Maldonado recuerda que ésta no sería la primera vez que el ministro presidente es señalado por hacer comentarios en contra del plan de austeridad que ha propuesto Andrés Manuel López Obrador desde que inició su campaña a la presidencia.

Incluso, el pasado 11 de septiembre, el diario El Sol de México reveló un audio en el que se escucha a Aguilar Morales cuestionar la iniciativa de Ley de Austeridad Republicana que atraviesa los tres poderes de la Unión.

Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Foto: Especial

En ese audio, además asegura haber tenido acercamientos con el presidente electo para evitar que los salarios sean reducidos y las prestaciones suprimidas.

Por ese motivo, el proyecto de presupuesto para el siguiente año no incluye ni reducción ni aumentos más allá de la inflación, porque “tampoco es el momento político para solicitar un aumento presupuestal”.

En el correo que envió a los magistrados, Aguilar Morales indicó que el presupuesto del PJF del 2019 se presentó contemplando sus prestaciones de manera completa, “porque no hay ley que establezca condiciones diferentes”, dijo.

Previamente se había dado a conocer que el PJF propuso un recorte presupuestal de 5 mil millones de pesos para el próximo año.

“Vamos a disminuir gastos no prioritarios en la compra de bienes, la realización de eventos y el ejercicio del gasto público sin comprometer la autonomía e independencia de los órganos jurisdiccionales”, dijo Aguilar Morales.

Para 2018, el presupuesto que se otorgó al PJF fue de 71 mil 366 millones de pesos, de los cuales 5 mil 635 millones fueron destinados a la SCJN.

Según documentó el diario El Universal, entre los gastos que podrían recortarse con el ajuste al presupuesto se encuentran 33 millones 997 mil pesos de prima quincenal por años de servicio efectivo, o bien, 49 millones 718 mil pesos que se destinaron al pago de primas vacacionales y dominicales durante el primer semestre del año.

Además, las gratificaciones de fin de año están presupuestadas en 284 millones 388 mil pesos. Y, como si no bastara con eso, la compra de combustibles, lubricantes y aditivos se tiene contemplada en 4 millones 848 mil pesos, mientras que el pago de celulares e internet recibirá 7 millones 700 mil pesos.

Por su parte, los congresos y convenciones de los servidores públicos del Poder Judicial reciben un presupuesto de 31 millones 479 mil pesos, mientras que a la alimentación para este tipo de eventos se calcula en 6 millones 734 mil pesos.

Suprema Corte de Justicia de la Nación. Foto: Especial

También fueron autorizados 18 millones 543 mil pesos para viáticos este año, mientras que para la compra de vehículos y equipo de transporte se destinaron 7 millones 115 pesos.

Cabe mencionar que Luis María Aguilar Morales es el funcionario público con el sueldo más alto del país. Anualmente recibe un sueldo de 4 millones 659 mil pesos netos, es decir, libres de impuestos y ya incluyendo sus prestaciones. Esto equivale a 388 mil 291 pesos mensuales.

Él, junto con los ministros José Ramón Cossío Díaz, José Fernando Franco González Salas y Margarita Beatriz Luna Ramos, forman parte de los funcionarios públicos que reciben un sueldo mucho mayor al del presidente de la República, quien recibe un sueldo anual de 3 millones 115 mil pesos libres de impuestos, equivalentes a 259 mil 628 pesos mensuales.