El Presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó su molestia ante la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de permitir, momentáneamente, que funcionarios de dos organismos autónomos reciban salarios superiores a los 111 mil 990 pesos.

La Primera Sala de la SCJN otorgó una suspensión a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) para impedir que sus empleados deban apegarse a la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, la cual impide que ningún funcionario pueda ganar más que el Presidente.

Lo mismo ocurrió con funcionarios del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las medidas estarán vigentes hasta que el pleno de la SCJN resuelva definitivamente las controversias constitucionales que promovieron ambos órganos autónomos por este tema.

Por ese motivo, López Obrador expresó molesto que, aunque es respetuoso de la autonomía del Poder Judicial, enviará otra iniciativa de reforma para fijar un tope salarial a los altos servidores públicos.

“Ayer no me gustó, lo digo de manera franca, abierta, con todo respeto, la decisión que tomaron en la Suprema, de conceder a un organismo autónomo que sus funcionarios puedan ganar más que el presidente de la República. No sé cuál fue la interpretación que se utilizó, cuál fue la justificación. Mientras yo esté aquí y tenga facultad para enviar iniciativas de ley, si no quedó muy claro cómo está en el artículo 127 de la Constitución, podría yo enviar otra iniciativa para que quede lo suficientemente claro”, dijo.