Javier Lozano Alarcón ayer estaba muy contento. Y es que se había convertido en el “vocero especial” para temas de “Estado de Derecho” en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Gustavo de Hoyos, presidente de ese organismo, lo había anunciado con bombo y platillo en su cuenta de Twitter

Por su parte, Lozano se dejaba querer:

En incluso, en plan golpeador, es decir, en plan norma para él, Lozano presumía y “restregaba” su nuevo puesto:

Lo que no se esperaba Javier Lozano es que, su nombramiento, durara menos de un día. Para ser exactos, como 10 horas.

Y es que a varios miembros de la Coparmex no les gustó nada su designación como “vocero especial”, y así se lo hicieron saber a Gustavo de Hoyos, quien parece ser que nombró a Lozano sin consultarlo con los demás “patrones”. Tanta fue la presión que hubo que dar marcha atrás al nombramiento.

Fue vía un mensaje de chat privado que el periódico Reforma (que tiene muchos contactos entre “los patrones” de México) difundió. En él, Gustavo de Hoyos mencionaba:

Después de valorar las distintas opiniones que se han vertido en este y otros chats institucionales, y a la retroalimentación recibida de diversos socios, he decidido dejar sin efecto la designación del vocero especial que realicé esta mañana.

Para cubrir la humillación a Lozano, Hoyos ideó lo siguiente:

Les remito el boletín institucional respectivo, que cubre las formas que se utilizan en este tipo de circunstancias y respeta la dignidad de la persona. Se puede proceder a su difusión inmediata.

Concluía su mensaje privado a los agremiados de la Coparmex:

De nueva cuenta aprecio todos los que a lo largo del día, me compartieron con sinceridad y profundidad sus puntos de vista. Es hora de que todos redoblemos nuestros esfuerzos para defender las libertades y el estado de derecho.

El comunicado al que hacía referencia Hoyos, y que buscaba no herir “la dignidad” de Lozano, se “precisaban” 4 puntos, en los que se especificaba que no sería vocero especial, sino “voluntario”, y que sólo “aportaría” sus “conocimientos en conferencias, seminarios y foros”.

1.- El único titular de la vocería de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) es el Presidente Nacional Gustavo de Hoyos Walther.

En los ámbitos locales y regionales, dicha responsabilidad recae en los Presidentes de los Centros Empresariales, Delegaciones y Representaciones.

2.– Cientos de socios, a través de un servicio voluntario, apoyan las tareas de la Coparmex, especialmente en áreas de gran especialidad técnica como la fiscal, energética, laboral, ambiental, Estado de Derecho y otras. Lo mismo ocurre con miles de empresarios y profesionales que colaboran en los 84 Ciudades en las que Coparmex tiene representación que se ubican en todo el País (Centros Empresariales, Delegaciones y Representaciones en todo el país).

3.- El Lic. Javier Lozano Alarcón es un profesionista destacado en el ámbito jurídico, que al igual que miles de socios, aportará sus conocimientos en conferencias, seminarios y foros, en el ámbito de la pluralidad, apertura y tolerancia propias de la membresía de la Coparmex.

4.Agradecemos a todos los socios, que voluntariamente, al igual que el Lic. Javier Lozano Alarcón, aportan sus habilidades y dedicación a la promoción de las libertades  y el fortalecimiento del Estado de Derecho.

Javier Lozano, ante esta humillación que le hizo la Coparmex y Gustavo de Hoyos, hoy por la mañana difundió en Twitter que había rechazado su nombramiento de “vocero voluntario”.