Si eres empleado afiliado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y presentas algún síntoma relacionado al Coronavirus COVID-19, puedes solicitar una incapacidad por internet.

La institución dio a conocer que se tramitarán permisos especiales que funcionen como incapacidades, ante la contingencia por la propagación de este virus, que ya llegó a fase 3 en nuestro país.

Este trámite facilitará que los trabajadores no tengan que trasladarse a su clínica ni ver al médico, y así poder romper con la cadena de transmisión del coronavirus y mantener una sana distancia.

La incapacidad podría otorgarse por hasta 14 días, que es lo que dura el cuadro leve de coronavirus.

De esta manera se garantiza un subsidio económico susceptible de ser prorrogado, si es que existe un síntoma de emergencia.

¿Cómo obtenerlo?

  1. Entra a la App IMSS Digital
  2. Llena el formulario y el cuestionario de tamizaje
  3. Espera a que tus respuestas sean evaluadas por el área de evaluación clínica.
  4. En caso de no tener ningún riesgo, recibirás recomendaciones para el cuidado de la salud.
  5. Si tus respuestas indican que existe algún riesgo, tendrás que ir a una unidad médica para una evaluación más profunda.
  6. Si se aprueba tu incapacidad, se notificará a tu patrón.
  7. Después, se pondrán en contacto contigo para verificar tu cuenta bancaria y recibirás un depósito.
  8. El IMSS enviará por mensajería un equipo de protección para que no se contagien las personas que viven contigo: cubrebocas, alcohol, gel y un termómetro, un instructivo sobre los signos y síntomas del COVID-19, así como de los cuidados para un enfermo en casa.
  9. La persona incapacitada deberá estar atenta de los síntomas de agravamiento de esta enfermedad al término de los 14 días: dolor en el pecho, fiebre alta que no disminuye, falta de aire y color morado, para recibir atención en un hospital.

De los 14 días de incapacidad, el subsidio que se recibirá será de 11 días, es decir, del 60 por ciento del salario, según lo que marca la ley en términos de enfermedad general.

Si un médico o una enfermera se contagian en sus centros de trabajo, su salario se cubrirá al 100% porque su incapacidad es por riesgo de trabajo y su salario es completo.