En un mes, el Congreso de la Unión ahorró 117 millones de pesos gracias a las medidas de austeridad tomadas por los legisladores de Morena.

Durante septiembre, el gasto de los diputados y senadores tuvo una reducción del 15.6 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, equivalentes a 117 millones de pesos, pues pasó de mil 32.6 millones en septiembre de 2017 a 915.3 millones de pesos, según datos proporcionados por la Secretaría de Hacienda.

El gasto de septiembre también fue inclusivo más bajo que el arranque del periodo de sesiones en el 2013, pues en el mes de año se erogaron 934 millones de pesos.

Votación en el Senado de la República. Foto: Especial.

Con la austeridad de Morena en el Poder Legislativo fueron eliminados los seguros de gastos médicos y de vida, vales para alimentos y transporte, se redujeron las comisiones, se eliminaron las rentas de estacionamientos y desapareció el servicio de comedores, además de la ayuda para telefonía celular.

Así, los legisladores sólo se quedan su dieta de 105 mil pesos y ya no tienen acceso como sucedía anteriormente a un vehículo, vales de gasolina, servicio de peluquería y comida, a costa del erario.