Por el país pasan muchos ductos de combustible. Son cientos de kilómetros. Los hay en el sur, en el norte, en el occidente y en el oriente. Uno de los ductos donde hay mayor número de tomas clandestinas es el que va de Tuxpan a Azcapotzalco, que es uno de los que abastecen a la zona del Valle de México.

En los lugares donde pasa el ducto hay comunidades que habitan en la pobreza, y que durante muchísimos años han sido abandonadas por los gobiernos.

Ante este abandono, muchos de quienes habitan en esas comunidades comenzaron a involucrarse de una u otra forma en el robo de combustible. Así lo explicó hoy Andrés Manuel López Obrador:

Imagínense en un municipio, en una comunidad pobre, donde pasa un ducto, donde fueron abandonados los productores, donde sus hijos no tienen opción, no tienen alternativa. Llegan los traviesos, y les dicen “a ver, te vamos a dar un dinero para que participes en esto”. Y empiezan de halcones, avisando todos los movimientos que se están haciendo para enfrentar estos ilícitos; y luego van ampliando su base de apoyo porque como es un negocio de 65 mil millones al año, pues pueden entregar despensas, o picar un ducto y decirle a la gente “a ver, traigan sus cubetas, llenen sus cubetas”, para vender gasolina robada. Se llegó al extremo que en la carretera de Puebla con foquitos se alumbraba para señalar que había un depósito de gasolina robada, para comprar la gasolina más barata.

Esas comunidades, describió el Presidente, comenzaron a depender del robo de combustible.

Pueblos muy pobres, pequeños, donde hay estacionamientos de pipas, hay tanques de almacenamiento, instalaciones que se fueron creando con esto, estas ramificaciones a los ductos. Hay túneles con redes clandestinas

Ante esta situación, el Presidente del país anunció hoy que hará una gira por las comunidades donde pasa el ducto, para dialogar con la población y plantearles que dejen dicha actividad ilícita, que no apoyen a quienes las hacen. Informará que hay varios programas sociales a los que la gente ya puede acceder.

Hay poblaciones donde el robo de combustible es la actividad económica principal.

Indicó que dialogará con los pobladores y buscará “concientizar”. Mencionó que en dichos poblados se aplicará con especial atención los programas sociales, los cuales son:  Jóvenes Construyendo Futuro, Entrega de becas para jóvenes de prepa y en universidad, Reforzamiento de pensiones a adultos mayores, Pensión para personas con discapacidad y Apoyo a productores del campo.

Son 30 municipios por los que pasa el ducto y que en fechas próximas visitará el mandatario.