Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 23 mayo, 2018

Scroll to top

Top

Un comentario

Con Peña Nieto, el Conacyt deja sin beca a 7 mil estudiantes

Con Peña Nieto, el Conacyt deja sin beca a 7 mil estudiantes

Por: Redacción (@revistapolemon)

Desde febrero hay cerca de 7 mil postulantes de nuevo ingreso a la maestría y doctorado, de diversas universidades del país, esperando que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) les asigne las becas de manutención y sus respectivos pagos.

Aunque desde febrero pasado salió la convocatoria del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), los miles de estudiantes viven en la incertidumbre de si les otorgarán o no la beca por $13,769 pesos mensuales y, en caso de que sea aprobada en los próximos días, el pago quedaría hecho hasta el próximo mes de julio.

Este retraso complica el aprovechamiento académico de los estudiantes, pues según contó a “El Sol de Hidalgo” el coordinador del posgrado de Ciencias Biológicas y de la Salud de la UAM-Iztapalapa, Humberto González Márquez, no pueden dedicarse al cien por ciento a sus trabajos de investigación, pues pierden tiempo en hacer trámites administrativos o en ir a trabajar a algún lado, y así ganar dinero para por lo menos transportarse.

“A los estudiantes se les está matando de hambre. Es un reflejo del 25 por ciento de recorte al presupuesto de Ciencia y Tecnología”, añadió González Márquez.

Estudiantes de diversas universidades indicaron que el titular de la Dirección Adjunta de Posgrados y Becas del Conacyt, Pablo Rojo Calzada, les explicó que el atraso a la asignación y pago de becas se debe a fallas en la plataforma digital, la cual está en fase experimental, y a la falta de organización de los coordinadores de posgrados y comités académicos de las instituciones.

No obstante, la Asamblea Nacional de Estudiantes de Posgrado (ANEP) afirma que en los últimos años, quienes determinan cuántas becas se otorgarán en cada posgrado no son los coordinadores de posgrado ni los comités académicos, sino el presupuesto -cada vez más escaso- que se asigna desde el Conacyt.

Los estudiantes también indican que Rojo Calzada les aseguró que sólo el 1% de los 7 mil postulantes se quedaría sin beca, y esto por no cumplir con alguno de los requisitos, como no tener la carta de liberación si estudiaron previamente una maestría con beca Conacyt.

También les afirmó que la primera semana de mayo quedaría arreglada la plataforma, que habría grandes cambios y que la asignación de becas se daría a partir de la tercera semana del mismo mes.

“A nivel nacional, a nadie de primer ingreso de ninguna universidad de le ha asignado ninguna beca. En años anteriores se tardaban dos meses en darla. Nunca había sucedido este retraso, estamos a cuatro meses de haber iniciado el posgrado. En las coordinaciones de posgrado no recibimos ningún apoyo; si se liberan en estos días las becas, quizá nos estén depositando hasta julio”, dijo a El Sol de Hidalgo un estudiante de la UNAM que prefirió mantener el anonimato.

El mismo medio también señala que intentó entrevistarse con Pablo Rojo Calzada, para preguntarle sobre la fecha de asignación de becas, pero que no obtuvo una respuesta positiva.

Pablo Rojo Calzada. Foto: Especial

¿Qué pasa con el presupuesto del Conacyt?

Hasta 2015 las becas eran otorgadas a todos los que eran admitidos en el posgrado, sin embargo, ahora los posgrados se reservan el derecho de asignarlas, de manera discrecional, pero sin mencionar criterios que señalen quiénes recibirán becas y quiénes no.

A finales del 2016 se anunció que, con la reducción de 239 mil 700 millones de pesos al gasto programable del paquete económico de 2017, el Conacyt tendría que reducir su presupuesto en 10%. Aún así, Enrique Cabrero Mendoza, el titular de la institución aseguró que el funcionamiento de los proyectos continuaría como hasta entonces, con la única diferencia de que no habría crecimiento.

En marzo de 2017 Cabrero Mendoza, presumió que las becas, en lugar de haber disminuido habían aumentado en un 4 por ciento. Sin embargo, varias instituciones anunciaron el recorte en el número de becas que se otorgaban, de manera anual, a los estudiantes de posgrados de excelencia.

Algunas de las universidades que manifestaron la reducción de becas fueron la UAM Xochimilco, donde siete de cada 10 alumnos que ingresaron a posgrado se quedaron sin apoyo; la Universidad de Guadalajara (UdeG), que denunció que 150 que esperaban recibir apoyo económico se quedarían en la incertidumbre o el Instituto Politécnico Nacional, donde el posgrado de Inmunología pudo otorgar becas sólo a cinco de los 25 estudiantes de nuevo ingreso.

Las protestas en contra de los recortes presupuestales y la reducción de becas no se hicieron esperar y se llevaron a cabo en varias partes del país, como Nayarit, Yucatán, Sinaloa, por mencionar algunos.

Para 2018 se anunció que el presupuesto se mantendría igual que el año anterior, por lo que el Conacyt contaría con casi 27 mil millones. Esto debido a que Enrique Peña Nieto supuestamente centró su Presupuesto de Egresos para 2018 en los programas para “reducir la pobreza y asegurar el ejercicio efectivo de los derechos sociales”, así como a la seguridad nacional y pública.

Protesta por la falta de pago de las becas Conacyt. Foto: Especial

No obstante, mientras se redujo el presupuesto para la investigación en la ciencia y la tecnología, Enrique Peña Nieto no escatimó en cuanto a lo que promocionar su gobierno se refiere. Según el informe Contar “lo bueno” cuesta mucho, realizado por el Centro de Análisis e Investigación Fundar, en 2016 se gastaron más de 10 mil millones de pesos en publicidad oficial federal, lo que equivaldría a 57 mil becas Conacyt.

Además, Justine Dupuy, coordinadora del programa de rendición de cuentas y combate a la corrupción de Fundar, señaló en una entrevista para #AristeguiEnVivo que el multimillonario gasto se hizo en condiciones opacas y sin rendir cuentas, y además denunció un sobreejercicio, pues se gastó 71.86% más de lo aprobado por la Cámara de Diputados, lo que equivaldría a 15 mil millones de pesos extras.

“Este sobreejericio existe año tras año, se termina gastando mucho más en un rubro que no debería ser prioritario”, sostuvo Dupuy, y añadió que aunque este gasto no es ilegal, se tiene en el radar porque son cantidades muy elevadas, que si no se regulan, no permitirán una mejor libertad de expresión.

Protesta en la entrada del Conacyt. Foto: Especial

Los estudiantes llaman a la movilización

Los estudiantes señalan que la única manera de destrabar esta situación es mediante la movilización en las calles, por lo que esta semana se esperan manifestaciones. Para este lunes se contempló un plantón en la UAM-Iztapalapa, el 15 de mayo se formará un contingente de la ANEP con todas las asambleas interuniversitarias; el 16 se plantarán en la UAM-Xochimilco, el 17 sesionarán en la Unidad de Posgrado de la UNAM al mediodía y se plantarán la UAM-Iztapalapa a las tres de la tarde; el 18 al mediodía se programó una sesión nacional de ANEP en la Unidad de Posgrado y el 22, a las 11 horas, se hará una marcha del Parque de la Bombilla al Conacyt, que finalizará con una conferencia de prensa.

Comentarios

  1. Desde enero 2018.

Enviar un comentario