Para el último año del Gobierno de Enrique Peña Nieto, el Congreso de la Unión autorizó 583 millones 153 mil 996 pesos de presupuesto para el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), encabezado por Héctor López Santana.

No obstante, la dependencia gastó 5 mil 612 millones 493 mil 900 pesos, es decir, 801.8 por ciento más, a decir de la Cuenta Pública de 2018.

En días recientes, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, indicó que presentará una denuncia, ya que se identificaron desvíos de 3 mil millones de pesos del CPTM a cuentas propias o de empresas estadounidenses.

“Hay un claro acto de corrupción y presentaremos las denuncias a la brevedad”, dijo en una conferencia con medios de comunicación.

Para las 21 oficinas que el CPTM tenía distribuidas en Estados Unidos, Canadá, Sudamérica, Europa y Asia, se destinaban 63 millones de dólares, según Abelina López Rodríguez, Diputada por el Consejo de Diplomacia Turística.

El director de oficina del CPTM, Jorge Gamboa Patrón, despachaba en el cuarto piso del Consulado mexicano en Los Ángeles, California, y tenía un sueldo de 7 mil 723 dólares al mes, más prestaciones, de acuerdo con el Portal de Transparencia.

Durante 2018, la cifra destinada a servicios personales fue un 15.6 por ciento mayor al aprobado, según la Cuenta Pública 2018, principalmente por el pago de las nóminas de las oficinas de representación del CPTM en el exterior.

Por su parte, el ex titular de la Coordinación Ejecutiva de Evaluación y Seguimiento de las Oficinas de Representación, Alfonso Sumano Lazcano, recibía un sueldo mensual de 9 mil 654 dólares mensuales, más prestaciones.

Dos antes que el CPTM fuera eliminado, Sumano dijo al Travel Weekly que podía mejorarse la comunicación sobre dónde se invertía el dinero, pero que eso no implicaba eliminarlo, ya que podían implementar la transparencia y “si ellos apagan la promoción turística, no habrá dinero para el Tren Maya”.

El presupuesto en el sector turístico

El CPTM tenía la obligación de crear estrategias basadas en campañas de publicidad, mercadeo directo y digital, relaciones públicas, promoción de venta en línea, participación en ferias internacionales y presencia de la marca “México” en convenciones y eventos, para impulsar al país como un destino turístico de talla internacional.

Para el presupuesto de este 2019 -creado por la administración pasada y la actual- se le asignaron 555 millones 345 mil 327 pesos, un 4.7 por ciento menos de lo aprobado para 2018.

Cuando, en abril de 2019, el CPTM desapareció, se eliminó también del Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2020.

En el marco de eliminación del CPTM ocurrió el Tianguis Turístico, y fue entonces cuando el presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, Pablo Azcárraga, dio a conocer que durante el primer trimestre de este año, empresas de la industria habían reportado pérdidas de 15 por ciento de utilidades.

También adelantó que el sector crecería solamente un 1.6 por ciento frente al 3 por ciento promedio anual de los años recientes.

No obstante, en el primer trimestre de 2019 llegaron 26.2 millones de turistas internacionales a nuestro país, es decir 8 por ciento más frente al mismo periodo del 2018.

Además, el ingreso de divisas por concepto de viajeros internacionales fue de 15 mil 210 millones de dólares, un 12.4 por ciento más que en enero-julio del año pasado, según la propia Secretaría de Turismo.

Mientras tanto, en Materiales y Suministros, derivado de gastos de operación, en 2018 hubo un presupuesto pagado mayor en 250.5 por ciento con relación a la asignación original, pues se destinaron mayores recursos para la adquisición de información estadística internacional, estudios de mercado, suscripciones a revistas y sitios web.

El presupuesto pagado en Servicios Generales fue superior en 1,223.2 por ciento respecto al presupuesto original.

Así, entre 2013 y 2018, la Dirección de Recursos Materiales del CPTM erogó más de 148 millones de pesos en asuntos como impresión de tarjetas de presentación, instalación de alfombra, espacios de estacionamiento para empleados, seguro de gastos médicos, vales de gasolina, entre otros.

“En la alta burocracia del Gobierno mexicano podemos encontrar gastos superfluos y el Consejo de Promoción Turística no estaba exento de ciertos excesos”, dijo a SinEmbargo el especialista en turismo, Omar Rodríguez.

Ahora, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha decidido continuar con la promoción de México en el extranjero mediante el Consejo de Diplomacia Turístico, conformado por el personal adscrito a las representaciones de México en el exterior, 28 empresarios del sector turístico y expertos comprometidos con la industria.

“Van a haber ahorros importantes y no se va a perder la promoción turística”, indicó Rodríguez.

El turismo es uno de los principales sectores que aportan a la economía mexicana, con el 8.7 por ciento del PIB nacional y genera 10 millones de empleos director e indirectos.