Este año, las seis refinerías de Petróleos Mexicanos (Pemex) concluirán procesando entre 900 mil y un millón de barriles de petróleo crudos diarios, según la propia secretaria de Energía, Rocío Nahle.

“La meta es que, para diciembre, cuando terminemos la primera etapa de rehabilitación, podamos tener de 900 mil a un millón de barriles por día de carga. Esa es la meta, es el primer paso para subir la producción”, dijo.

Añadió que en 2020 serán destinados más recursos para continuar con la rehabilitación de estas plantas, y así lograr producir hasta un millón 460 mil barriles diarios de petróleo crudo.

Actualmente ya se llevan a cabo labores de rehabilitación en las refinerías de Minatitlán, en Veracruz, y Salina Cruz, en Oaxaca.

Se espera que sea a finales de septiembre cuando estos trabajos se extiendan a los cuatros complejos restantes propiedad de Pemex.

También indicó que, de la mano de la política de austeridad implementada por este Gobierno, los trabajos de rehabilitación son ejecutados por personal de Pemex y no por compañías extranjeras.

Explicó que en los nueve meses que van del sexenio actual, el procesamiento de las refinerías se ha incrementado en 200 mil barriles.

“El 1 de diciembre recibimos las seis refinerías trabajando en un promedio de 500 mil barriles por día; hoy están a 700 mil barriles por día. En nueve meses hemos podido subir 200 mil barriles por día la carga”, aseguró.