Por: César Octavio Huerta (@zorrotapatio)

06 de julio 2018.- A 5 días de las elecciones, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) manifestó su postura en contra del candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, tras su triunfo en las elecciones presidenciales.

A través de un comunicado firmado por el subcomandante Moisés y Marcos, ahora llamado a sí mismo el subcomandante Galeano, el EZLN dio señales de vida: pronostica que con la llegada de AMLO a la Presidencia, la situación del país no cambiará y por el contrario, habrá desilusión.

“Podrán cambiar de capataz, los mayordomos y caporales, pero el finquero sigue siendo el mismo (…) al menos la ilusión actual alivia esa historia de fracasos a la que luego se sumará la desilusión prevista”.

Haciendo uso de una metáfora, los subcomandantes del EZLN comparan a México con un gran estadio y la llegada del nuevo gobierno con el triunfo de un partido de futbol:

“El partido ha finalizado. La gran final tan esperada y temida, concluyó y el equipo vencedor recibe, con falsa modestia, los clamores de los espectadores. “El respetable público”, dicen voceros y cronistas.  Sí, así se refieren a quienes han participado activamente con gritos, porras, hurras, insultos y diatribas, desde las gradas, como espectadores a quienes sólo en la gran final se les permite simular que están frente al balón y que su grito es el puntapié que dirige el esférico “al fondo de las redes”.

Celebración en el zócalo del triunfo de Andrés Manuel López Obrador / Foto: Santiago Arau.

Luego, ambos personajes se burlan de la participación de la gente en la votación, porque desde su óptica están embelesados y se sienten parte de la victoria de AMLO en las urnas pero serán expulsados y volverán “al valle de las ruinas”.

“Aunque el partido ha terminado, la muchedumbre no abandona el estadio.  Aunque no tardará mucho en que sea de nuevo expulsada de vuelta al valle de ruinas, la multitud embelesada se hace eco de sus propios gritos e intercambia anécdotas: quién gritó más fuerte, quién hizo la mejor burla (se dice “meme”), quién divulgó la mentira más exitosa (el número de “likes” determina el grado de verdad), quién lo supo desde un principio, quién nunca dudó”.

No obstante que durante la campaña no hubo ningún intento de acercamiento y tras la victoria en las elecciones ni AMLO ni algún miembro de Morena se ha referido sobre la relación con dicha organización, el EZLN informa en su comunicado que no se sumará al movimiento de López Obrador.

“No, nosotras, nosotros, zapatistas, NO nos sumamos a la campaña” y remata su texto mofándose del lema de AMLO: “por el bien de todos, primero los huesos”.

María de Jesús Patricio Martínez. Foto: Proceso

Al final, el EZLN invitó a sus simpatizantes a asistir al próximo encuentro de redes de apoyo del Concejo Indígena de Gobierno, en el que evaluarán el futuro de la organización y contarán con la participación de María de Jesús Patricio Martínez “Marichuy”, quien intentó contender por la Presidencia de la República pero ni siquiera alcanzó las firmas requeridas para quedarse con la candidatura.