Aunque el precio del barril de petróleo se disparó hace un fin de semana después del ataque a instalaciones en Arabia Saudita, Andrés Manuel López Obrador se comprometió a no subir el precio de las gasolinas.

El miércoles pasado, durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, incluso anunció que el costo del combustible bajó 1 por ciento en términos reales, algo que no ocurría en anteriores sexenios.

“Nosotros estamos protegidos, no van a haber variaciones de precios en las gasolinas. Vamos a seguir manteniendo el compromiso de que no aumenten los precios de los combustibles en términos reales”, dijo el mandatario. 

El compromiso del tabasqueño surge después de que el sábado pasado un grupo de rebeldes hutíes atacaron con drones explosivos las instalaciones de Saudi Aramco, la empresa estatal petrolera de Arabia Saudita.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Foto: Presidencia de la República.

“Hoy precisamente va a haber una reunión entre Hacienda y Pemex porque, por un lado, nos beneficia entre comillas el aumento de precio del petróleo crudo que se vende al exterior, pero como somos compradores de gasolinas y de diésel, puede perjudicarnos”, dijo el mandatario. 

López Obrador adelantó que debido al incremento en los precios internacionales, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Hacienda sostendrán una reunión para evaluar la situación.

Por su parte, el Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) Arturo Herrera, informó que el estímulo al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) ha ayudado a  mantener estables los precios de los combustibles.

“Ese es el impacto que está teniendo sobre las finanzas públicas porque nosotros nos hemos comprometido a mantener el precios de la gasolina en términos reales constantes”, apuntó el secretario.

El secretario de Hacienda hizo una exposición con gráficas, y dijo que entre el 13 y 16 de septiembre  el precio por barril del WIT se incrementó en 8 dólares 0 14.6 por ciento y alcanzó los 62.90 dólares por barril, pero el 17 de septiembre el precio cayó casi 6 por ciento y el precio del barril se cotizó en 59.30 por barril.

El precio de la gasolina a inicios del 2018 cotizó a 19.5 pesos por dólar y “lo que está subiendo aquí es el precio objetivo en la medida que la inflación va cambiando”, añadió Herrera.

Según una nota del Economista, un año antes de que concluyera el sexenio de Enrique Peña Nieto, los precios de los combustibles registraron alzas de casi 80 por ciento en promedio, particularmente a partir de los cambios en las políticas de precios con límite máximo y, posteriormente, con la liberación del mercado fijado por Hacienda.

Peña Nieto inició su gestión con la gasolina Magna en $10.81 pesos, y en el 2017 subió a $15.99; la Premium costaba $11.37, y  en el 2017 registró un precio de $17.79, mientras que el diesel tenía un costo de $10.90 en 2012 y en el 2017 de  17.05 pesos. A Peña Nieto aún se le recuerda por aquella pregunta que hizo memorable entre la población inconforme con el gasolinazo: ¿Qué hubieran hecho ustedes?