Este lunes, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, anunció que se invertirán 410 millones de pesos a la identificación de los miles de cuerpos que han sido encontrados a lo largo de todo el país, en fosas o servicios médicos forenses.

Al anunciar este hecho sin precedentes, Encinas explicó que la tragedia comenzó en 2007, luego de que a finales de 2006 el entonces Presidente, Felipe Calderón, declarara la guerra contra las drogas, causando la peor tragedia para México desde la Revolución en 1910.

Esta acción, dijo, ocasionó que miles de personas fueran desaparecidas y miles más aparecieran muertas y, al respecto, ni Calderón ni su sucesor, Enrique Peña Nieto supieron qué hacer; así, miles de cuerpos fueron enterrados sin identificar, por lo que sus familias siguen buscándolos.

Además, se dio a conocer que se contará con apoyo internacional de diversa índole:

  • 5 Institutos regionales forenses, por 290 millones de pesos, localizados en Coahuila, Nuevo León, Sonora, Veracruz y la Ciudad de México.
  • 15 cementerios forenses.
  • Un equipo de especialistas, como antropólogos y arqueólogos forenses.
  • Sistemas de identificación a base de huellas digitales y una base de datos única en materia genética.

Durante el evento, realizado en Palacio Nacional, familiares de los desaparecidos gritaron “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, ante Andrés Manuel López Obrador.

“No importa que griten. Es legítimo. Puedo enfrentar esta situación porque no tengo problema de conciencia. Cuando fui opositor siempre me opuse a la política que aplicaron los gobiernos neoliberales, y di la cara, y protesté en todas las plazas públicas. Por eso puedo enfrentar cualquier circunstancia, por difícil que sea. Y también, por convicción, este lamentable asunto es el que estamos atendiendo con prioridad en el Gobierno”, dijo el mandatario.

No obstante, en varias ocasiones el evento fue interrumpido por los gritos de justicia e, incluso, en un momento el Presidente debió atender casos en particular, al escuchar a las madres que, en medio del llanto, pedían apoyo para sus casos.

Luego, la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, Karla Irasema Quintana Osuna, reveló las cifras actualizadas de las fosas encontradas desde el 1 de diciembre pasado hasta hoy:

  • 207 sitios de inhumación clandestina
  • Las fosas se ubican principalmente en:
    • Sinaloa
    • Guerrero
    • Veracruz
    • Chihuahua
    • Colima
    • Zacatecas
  • Hasta la semana pasada se habían contado 426 fosas en total.
  • Los primeros lugares los ocupan Veracruz, Colima, Sinaloa, Sonora y Chihuahua.
  • 551 son los cuerpos encontrados en fosas clandestinas, y se detalló que las partes de cuerpo no están en esas cuentas.
  • Los municipios con mayor cantidad de sitios de inhumación clandestina son: Mazatlán, Sinaloa; Ciudad Juárez, Chihuahua; Acapulco, Guerrero, y Río Blanco, en Veracruz.