Jaime Avilés, director de Polemón. Semanario mensual que sale todos los días a veces, se encuentra internado nuevamente en una institución especializada en la cura del cáncer. De acuerdo con los médicos que lo atienden, empezará un tratamiento de quimioterapia a partir de la semana próxima.

Hasta el momento ha recibido diez sesiones de radioterapia y su estado actual es muy favorable para continuar el tratamiento.

Según lo previsto, en un término de nueve semanas se podrá evaluar el efecto de la quimioterapia. Por lo cual, Jaime Avilés no se plantea renunciar a la dirección del medio informativo que fundó en compañía de Jorge Gómez Naredo y César Octavio Huerta el 21 de marzo de 2015. Todo lo contrario: “no deseo otra cosa que volver a escribir y publicar mi (dis)gustada columna Desfiladero”, aseguró al conocer los detalles del programa médico que le aguarda.

Asimismo, saludó la visita de Andrés Manuel López Obrador a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, una mujer que fue víctima de la dictadura militar en su país y que hoy gobierna sin mirar atrás, así como su ilustre visitante se propone hacerlo en México.

Avilés se encuentra en este trance importunado desde mediados de junio del año en curso. Y no se cansa ni se cansará de agradecer todas las muestras de solidaridad, amistad y cariño que le han caído encima como un diluvio interminable.

Texto dictado por Jaime Avilés a su hija, Juncia, en el Instituto Nacional de Cancerología el miércoles 2 de agosto de 2017, a las 3 pé eme.