La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) presentó una queja por la supuesta “inacción” que tuvieron los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional durante la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, el viernes pasado, según lo informó este lunes el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al respecto, el presidente aseguró en su conferencia matutina que la demanda será respondida.

Mediante un comunicado de prensa difundido este domingo, la CNDH indicó que “sin prejuzgar sobre posibles omisiones” de las autoridades, inició de oficio una queja para investigar los hechos, en donde una explosión dejó 89 personas fallecidas y 55 heridas, de acuerdo con el recuento oficial dado a conocer esta mañana.

“Sin prejuzgar sobre posibles responsabilidades y reconociendo la necesidad y trascendencia de las acciones que lleva a cabo el Gobierno Federal contra la sustracción ilegal de combustible en los ductos de PEMEX, este Organismo Nacional, con base en sus atribuciones legales, inició de oficio un expediente de queja para investigar las posibles omisiones que, en su caso, se hubiesen presentado en la actuación de servidores públicos, federales, locales y municipales, para controlar la fuga que presentaba el ducto, así como para prevenir o intentar mitigar los riesgos de afectaciones a la población civil”, indica el documento.

En el mismo comunicado, la CNDH explica que, tan pronto tuvo conocimiento de las explosiones, personal de la Comisión se dirigió al lugar de los hechos para gestionar y hacer acompañamiento para el traslado de las personas heridas a hospitales, brindar orientación sobre la entrega de cuerpos y otorgar asistencia psicológica a quien lo ha requerido.

También indica que mantiene presencia con personal en carácter de observadores en las inmediaciones de la denominada “zona cero” en donde ocurrieron los hechos y que estará pendiente de la evolución de los acontecimientos, para emitir el pronunciamiento correspondiente cuando llegue el momento.