La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) transfirió en siete meses más de 6.3 millones de pesos a cuentas bancarias en Suiza, las cuales están ligadas con tres inmobiliarias vinculadas a un mismo empresario.

La información es parte del expediente de mil páginas que integró el gobierno de Enrique Peña Nieto contra Claudio X. González padre y Claudio X. González hijo.

El portal Contralínea señala que el titular de esas cuentas bancarias es nada más y nada menos que este último, fundador de MCCI, a quien el gobierno anterior tenía en la mira y abrió un expediente clasificado como “Golden: 7619562” para revisar la situación financiera de sus empresas y asociaciones civiles.

Aunque Claudio X. González, obtuvo ingresos anuales por 8.4 millones de pesos entre el 2009 y 2013, la Secretaría de Hacienda  (que en ese periodo tuvo tres titulares: Agustín Carstens 2006-2009, Ernesto Cordero 2009-2011 y Luis Videgaray 2012-2016) únicamente le autorizó deducciones del Impuesto Sobre la Renta por 497 mil 81 pesos cuando tenía que haber pagado alrededor de 12 millones 35 mil 999 pesos.

Mexicanos Contra la Corrupción nació como una asociación “sin fines de lucro”, pero goza de privilegios fiscales, se financia con donaciones y  realiza importantes operaciones financieras.

Por ejemplo,  entre el 2 de mayo y el 19 de diciembre de 2016, la asociación realizó 28 transferencias internacionales, de las cuales 11 se hicieron a una cuenta –en Credit Suisse AG Bank– del Consorcio Metropolitano Inmobiliario, SA de CV, por un monto de 5 millones 10 mil 689.20 pesos; otras 16 transferencias hechas a otra cuenta en la misma institución financiera suiza fueron para Inmobiliaria Coapa Larca, SA de CV, por 1 millón 265 mil 993.40 pesos; y una transferencia más fue para la cuenta bancaria suiza de Inmobiliaria Castellanos, SA de CV, por 39 mil 593.70 pesos.

Imagen: Contralínea.

Sobre esos movimientos financieros, los analistas  explican que: “Se observa que emite cheques a 32 beneficiarios, desconociendo la causa, toda vez que no se puede identificar una actividad, ya que ha manifestado (financieramente) cuatro y ante el SAT una diversa de ‘otros servicios como máquinas fotográficas que funcionan con monedas, de casilleros que funcionan con monedas, de guardapaquetes’”.

Un apartado de seis páginas está dedicado  a la información del hijo de González Guajardo, de igual nombre Claudio Xavier González Caraza-Campos –de 30 años de edad–, y de quien a pesar de haberse dado de alta en el SAT desde 2016 no se encontraron declaraciones fiscales anuales ni registros de impuestos, ni empresas relacionadas con él.

En donde sí aparece es en múltiples viajes internacionales realizados entre 2010 y 2017 a países como Estados Unidos, Inglaterra, Canadá, Países Bajos, Italia y Chile, entre otros vuelos privados. Se trata de un junior del cual no tiene sentido aportar información privada que está en el expediente.

Imagen: Contralínea.

En otro apartado denominado “Información de actividades vulnerables” de González Guajardo, destacan obras de arte identificadas con dos avisos de un sujeto obligado que reporta que en mayo y septiembre de 2014 recibió 722 mil 97 pesos de Claudio X González.

Otros tres avisos por “actividades vulnerables” corresponden a “recepción de donativos”, cuyo sujeto obligado Fundación BBVA Bancomer reporta que González Guajardo figura como administrador.

También se localiza un aviso de otro sujeto obligado, Automotriz Hermer (RFC AHE920420J81), que en 2014 reportó a 96 sujetos, y uno de ellos es Claudio X González Guajardo.

Otra actividad vulnerable identificada en el expediente es una fe pública: “un aviso del sujeto obligado Chapa González Patricio Enrique, en 2014 reporta a Murra Lascurain Juan Pablo, por el acto jurídico fusión, siendo la fusionada Grupo Inmobiliario San Agustín, SA de CV, con RFC GIS000225BW7, siendo la parte fusionante Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey con RFC ITE430714K10, siendo uno de los 46 accionistas González Guajardo Claudio Xavier”.

En otro apartado de “Información fiscal”, el documento oficial menciona a González Guajardo con actividad de otros servicios, como máquinas fotográficas que funcionan con monedas; casilleros que funcionan también con monedas; guardapaquetes, y especifica que inició operaciones el 1 de diciembre de 1990, cuando Claudio X tenía 27 años.

De acuerdo con información del SAT, entre 2009 y 2013, Claudio X obtuvo 41.8 millones de pesos y en los registros digitalizados del SAT, el empresario aparece como empleado de Televisa Corporación, con fecha de inicio del 1 de enero de 2004.

En su expediente de seguridad social, Claudio X también era empleado de cinco patrones: Mexicanos Primero Visión 2030, AC, con un giro comercial de servicios de asociaciones de profesional, en donde tiene un salario base de 1 mil 826 pesos; Televisa, SA de CV, industria servicios canales de TV, con ingresos base por 947.5 pesos; Televisa Corporación, SA de CV, prestación servicios profesionales, salario 1 mil 682.25 pesos; asociación civil Mexicanos VS Corrupción e Impunidad, AC, con un ingreso de 1 mil 826 pesos; Fundación Cultural Televisa, producción películas cinematográficas, con salario de 1 mil 496.5 pesos.

En registros encontrados que datan del 2007  en dos notarías, Claudio X aparece como socio de Únete por México, SC; Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación, AC, y Destruyendo Barreras, Asociación Civil.

En el apartado de “Avisos con inconsistencias: actividad vulnerable”, el documento identifica “vehículos aéreos, marítimos o terrestres”.

En la investigación que hicieron el Cisen, UIF y Aduanas, encontraron que Claudio X utilizó siete pasaportes en 14 años –entre 2004 y 2017– para realizar 121 vuelos internacionales a Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Países Bajos, Alemania, Brasil, Canadá, Colombia, Cuba, España, Guatemala y Perú.

De esos 121 vuelos, 32 fueron privados y se desconoce el destino y otros 37 los hizo a Estados Unidos. De los privados, 21 partieron del Aeropuerto Internacional de Toluca y el resto de Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. El documento incluye cada número de vuelo, fecha, origen, destino, línea aérea. Y de los vuelos privados, los órganos de inteligencia identificaron las matrículas de las cuatro aeronaves utilizadas: N940ORG, XA-EAJ, XA-CKM, XA-KIM.

Imagen: Contralínea.

El avión XA-KIM es un taxi aéreo de México TAM7504153GO y el informe explica que González Guajardo realizó vuelos privados en esa aeronave Canadair CL-600-2ª12 Challenger 601 (el expediente incluye fotografías de las aeronaves).

Contralínea menciona que los analistas del Cisen señalan que se conoce que esa aeronave pertenece a la empresa Tao Aéreo de México, SA, cuya acta tiene fecha 8 de octubre de 1981, e indica que los accionistas son Eduardo Ibarguengoitia Chico, Jesús A González Laporte (a quien se ubica como directivo de Kimberly Clark de México y es tío de González Guajardo).

En el detalle de la información de vuelos nacionales e internacionales incluye en algunos casos a qué aeropuertos llegó y los nombres de las personas con quienes viajó: familiares, socios o amigos.

Recientemente, Claudio X volvió a la carga contra el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y encabeza el movimiento político  Sí por México que agrupa al PAN, PRI y PRD en una alianza opositora al mandatario.  

“Un día no muy lejano se dirá que el actual es el PEOR gobierno que ha tenido México, y eso es mucho decir. Al cumplirse 2 años de ineptitud, soberbia y autocracia, la idea de soportar 4 años + es casi impensable. Por eso el ’21 es clave. Por el voto llegaron y por el voto se irán”, escribió el empresario en su cuenta de Twitter.

En respuesta, el presidente López Obrador también critica constantemente a González Guajardo y a su asociación civil, a la que llama “Mexicanos en Favor de la Corrupción: no está en contra de la corrupción, está a favor de ella”. El presidente de la República también ha acusado al hijo del dueño de Kimberly Clark México de ser uno de los principales promotores de la privatización de la educación y de financiar durante varios sexenios a grupos políticos para impedir que llegase a la Presidencia. 

En sus conferencias matutinas, el primer mandatario ha pedido también que se investigue a las empresas que están detrás del financiamiento de Mexicanos Contra la Corrupción, luego de un reportaje publicado por el reportero Álvaro Delgado en la revista Proceso, en donde se advierte de la opacidad en esas múltiples cuentas.

Antes de que González Guajardo convocara al sector empresarial, y los partidos políticos opositores (PRI, PAN y PRD) y a las asociaciones civiles que han perdido canonjías presupuestales, con el propósito de hacer un frente común en contra de la 4T, el empresario también tuvo diferencias con el expresidente Enrique Peña Nieto en los últimos años de su gobierno, lo que motivó que en 2017 se abriera por órdenes de Los Pinos una intensa investigación en contra de todo el clan de Claudio X, al grado de intervenir sus comunicaciones, sus viajes, sus bienes y hasta su vida privada.

El expediente integrado por los órganos de inteligencia del Estado señala de este empresario que “fue funcionario público durante nueve años en Presidencia de la República y las secretarías de Agricultura y el Trabajo, en donde participó en las negociaciones del Tratado de Libre de Comercio, las reformas al artículo 27 constitucional, la Ley Agraria, la Ley Forestal, la reforma al Poder Judicial de 1994, la agenda y giras nacionales e internacionales del presidente Ernesto Zedillo, así como las visitas de Bill Clinton y el papa Juan Pablo II a México, entre otras. También participó en tres campañas presidenciales: 1988, 1994 y 2000”.