Por: Redacción (@revistapolemon)

24 de junio 2017.- El dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, indicó que el el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), es una oficina dedicada al espionaje de todo lo que hacen los opositores al gobierno, incluyendo periodistas, dirigentes sociales y activistas.

Por ese motivo, AMLO prometió que de llegar a la Presidencia de la República en el 2018, la dependencia de la Secretaría de Gobernación encargada del espionaje en México, será eliminada.

“Eso se va a terminar porque cuando triunfe nuestro movimiento se va a terminar el espionaje político, ya no va a existir esa oficina que espía, se va a cancelar el espionaje”.

Desde Durango, donde estuvo presente para firmar el acuerdo político de unidad, López Obrador sostuvo que el principal problema del país se produce desde arriba, en la cúpula del poder económico y político, integrada en su mayoría por una mafia en la que sus integrantes “se creen amor y señores de México”. 

De ahí la importancia de que los ciudadanos se unan y se decidan a enfrentar al “régimen corrupto” que le apuesta a la desesperanza y el conformismo.

“No se debe aceptar el conformismo, no frustrarnos, que no nos hagan creer que no se pueden mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo. Todo depende de acabar con la corrupción. ¿Cómo va a haber justicia? Vamos a acabar con la corrupción”.

Al final, AMLO expuso que Morena es un instrumento de lucha al servicio de la sociedad, por ese motivo las puertas del partido están abiertas a “las mujeres y los hombres de buena voluntad”.

“Para nuestra generación es ahora o nunca. En un año tenemos una cita con la historia y se va a lograr la transformación”.