Mientras las calificadoras internacionales decidieron bajar sus calificaciones porque supuestamente Petróleos Mexicanos (Pemex) se encuentra en “números rojos”, la paraestatal mexicana reveló datos que contradicen sus diagnósticos y le dan la razón al Presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Este jueves, durante su conferencia de prensa matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la economía nacional “va bien y de buenas”, como una respuesta ante la degradación de las calificaciones de las calificadoras Fitch y Moody’s.

El pasado 5 de junio Moody’s cambió la perspectiva de nuestro país, llevándola de estable a negativa.

“A pesar de que el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció inyección de flujo monetario a la paraestatal Pemex, la medida es insuficiente ante la situación económica de México. Refleja nuestras expectativas de continuidad de flujo de efectivo libre negativo en Pemex y de la tendencia de disminución de las reservas probadas, a pesar de los esfuerzos por reducir costos e impulsar las inversiones de capital”, dijo Pete Speer, de Moodys.

Mientras tanto, Fitch dijo que “las calificaciones de Pemex están dos escalones por debajo de las del soberano como resultado de la debilidad del perfil crediticio de la compañía y la lenta acción del Gobierno para fortalecer la estructura de capital de Pemex”.

Al respecto, AMLO dijo respetar esa opinión, y añadió que “va a crecer más la economía, que cuando menos va a crecer al 2 por ciento (este año) y que en el sexenio vamos a cumplir el compromiso de crecer al 4 por ciento”.

Explicó que el problema de las calificadoras y los expertos es que continúan aplicando la misma tecnología que hace más de tres décadas, donde no se tomaba en cuenta, “en palabras tecnocráticas”, la variable ‘corrupción’.

Este miércoles la calificadora Fitch bajó la calificación de nuestro país de BBB+ a BBB, con perspectiva “estable”.

Por su parte, Moody’s cambió la perspectiva de la calificación de la deuda soberana de México a “negativo” desde “estable”, pero dejó la calificación en “A3”, indicando un debilitamiento de la confianza de los inversionistas y de las perspectivas económicas.

Sobre el tema, el presidente López Obrador recordó el buen ejercicio del presupuesto, así como el alza en el salario de los trabajadores, pues “hay más trabajo”.

Pemex rompe racha negativa

La empresa Petróleos Mexicanos reportó que durante el pasado mes de abril tuvo una utilidad neta de 28 mil 892 millones de pesos, con lo que ponía fin a una racha negativa de dos trimestres en los que se registraron pérdidas por un total de 161 mil 219 millones de pesos.

De acuerdo con la compañía, en el último trimestre de 2018 hubo un resultado neto negativo de 125 mil 500 millones de pesos y, de enero a marzo de este año, la pérdida fue de 35 mil 719 millones de pesos.

Este es el comunicado de Pemex 👇