Una investigación de la periodista Anabel Hernández hecha a las acusaciones que recaen sobre el ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, sus nexos con el Cártel de Sinaloa y su relación con el ex Presidente Felipe Calderón, reveló una relación muy cercana entre ambos.

En poco tiempo, Calderón, García Luna y su secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, estrecharon su relación y la llevaron a una amistad fuera del ámbito laboral.

Así, Calderón aprovechó para mandar remodelar un espacio en la entonces casa presidencia, Los Pinos, en donde habilitó un bar solo para los hombres de su equipo, en el que sostenían largas reuniones.

Testigos presenciales, también aseguran haberlos visto jugar fútbol en los jardines de la residencia oficial, o jugar gotcha entre la floresta.

La declaración de la periodista tiene lugar luego de que Calderón negara enérgicamente las declaraciones de la ex embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, indicando que el gobierno de Calderón sabía tanto como ellos de los sucios nexos de García Luna “y nunca tomó acciones en su momento”.

Anabel Hernández escribió lo siguiente en la página 18 “Desde lo que se narra en el libro “Los Cómplices del Presidente” (Grijalvo 2008) respecto a la afición de Calderón por el alcohol, la situación del presidente empeoró conforme avanzó su gobierno.

El bar construido en el sótano de la residencia Miguel Alemán se convirtió en sitio recurrente.

El Estado Mayor Presidencial colecciona en su memoria postales de las escenas del presidente cuando se le pasaban las copas, y de las absurdas órdenes que giraba.

Cuentan que una de estas largas noches, Felipe Calderón, ya con dificultad para hablar, por el exceso de alcohol, llamó a uno de los tres procuradores que tuvo durante su gobierno para exigirle su renuncia por “traidor y pendejo”.

Al otro día, el funcionario fue a verlo y le presentó su renuncia.

Felipe Calderón lo miró con extrañeza y le devolvió la renuncia, indicándole que no entendía o no lo recordaba o se avergonzaba de lo que había hecho”.