Durante el sexenio de Felipe Calderón la producción petrolera logró posicionarse en el cuarto lugar de los últimos 42 años.

De 2007 a 2012 el petróleo se vendió en cantidades elevadas, logrando ingresos totales de 545 mil 496 millones de dólares, gracias a la comercialización de 5 mil 891.10 millones de barriles en seis años a un precio de 92.56 dólares por barril, el más alto en el periodo.

Con esas ganancias, Calderón pudo haber pagado la deuda total de Petróleos Mexicanos (Pemex) con un sobrante de más de 300 mil millones de dólares, pero al no hacerlo, Calderón podría ser el más grande saqueador de la petrolera en los últimos 42 años.

Durante el sexenio de José López Portillo, la producción petrolera del país fue, en promedio, de 3 mil 898.2 millones de barriles.

Lo anterior significa un 84 por ciento menos que lo que se produjo en el sexenio de Vicente Fox, donde hubo 7 mil 161.30 millones.

La diferencia radica en que, mientras López Portillo producía solamente 1.78 millones de barriles diarios, Fox exprimió los yacimientos petroleros al punto de extraer diariamente 4 millones de barriles en 2004.

Luego, en el sexenio de Miguel de la Madrid la producción diaria aumentó a 2.57 millones de barriles, pero la venta presentó una caída en los precios, con un costo promedio de 47.43 dólares por barril.

Con Carlos Salinas de Gortari la producción de barriles diaria fue la segunda más alta en 42 años, al extraer 3.07 millones de barriles diarios, pero los precios cayeron hasta 28.39 dólares.

Luego, en el periodo de Ernesto Zedillo en el Gobierno, se produjeron en promedio 2.91 millones de barriles diarios, vendidos al precio más bajo: 26.43 dólares por barril.

Con Fox la producción sexenal fue de 7 mil 161.30 millones de barriles, es decir 3.27 millones de barriles diarios, lo que representa una explotación desmedida e irresponsable-, logrando posicionar cada barril en 48.50 dólares.

Por su parte, con Enrique Peña Nieto se produjeron, en promedio, 2.33 millones de barriles diarios, con ingresos por venta promedio de 331 mil 997 millones de barriles, a 65.80 dólares por barril.

Según las cifras, la deuda fue transformándose la siguiente manera:

  • 1999: deuda de 12 mil 500 millones de dólares.
  • 2006: 51 mil 160 millones de dólares
  • 2012: 58 mil 646 millones de dólares
  • 2018: 103 mil 761 millones de dólares

Pero eso no es todo: en el sexenio de Calderón, es decir el que más ingresos petroleros tuvo, Pemex solicitó créditos por 13 mil 800 millones de dólares.

El saqueo a Pemex

A pesar de que nuestro país cuenta con grandes yacimientos de petróleo como riqueza natural, se estima que sólo un 20 por ciento de esa riqueza ha llegado al pueblo mexicano.

Desde hace más de medio siglo, los propios buquetanques de Pemex y prestanombres de servidores públicos han robado permanentemente combustible de las plataformas marinas, de cientos de tanques de almacenamiento y de las agencias de ventas sin rendirle cuentas a nada ni a nadie.

A lo largo del territorio nacional hay miles de tomas y salidas clandestinas de combustible crudo, por lo que, difícilmente los mexicanos conoceremos en realidad la producción diaria nacional.

Algunos técnicos y perforadores de Pemex ya retirados han indicado que las “fugas” significan entre un 20 y un 25 por ciento de la producción diaria de la paraestatal, pero no existen datos oficiales.

No obstante, si se toma en cuenta que desde hace 42 años Pemex ha recibido diariamente un promedio de 140.43 millones de dólares diarios por la venta de petróleo crudo, o su equivalente a 2 mil 808.6 millones de pesos mexicanos, se podría entender que se podría pagar en apenas 57 días el costo total de la refinería de Dos Bocas, Tabasco.

Con toda la riqueza petrolera que tiene nuestro país, desde hace 42 años México podría haberse posicionado dentro de las primeras 15 potencias económicas del mundo.

Con información de Contralínea