Meses antes de que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) enviara a Estados Unidos una nota diplomática por conducto del canciller Marcelo Ebrard para conocer los detalles del operativo Rápido y Furioso mediante el que se introdujeron a México armas de alto poder en el sexenio de Felipe Calderón, el presidente norteamericano Donald Trump  prometió desclasificar el expediente de ese operativo. 

La promesa se la hizo a Josephine Terry, madre del agente fronterizo Brian Terry, asesinado con una de esas armas. De acuerdo con el medio digital estadounidense, True Pundit, la mujer reveló la reunión de carácter privado —que sostuvo en el mes de febrero con el presidente Trump— al periodista Thomas Paine. 

Según las palabras de la mujer, Trump, “se comprometió a ayudar a revelar los detalles aún ocultos de la operación rebelde donde Brian Terry, un agente de la patrulla fronteriza de los EE. UU., fue asesinado a tiros derribado por miembros del cartel mexicano con una pistola de miles suministrada por el Departamento de Justicia a criminales mexicanos”.

La madre de Terry dijo que se sintió aliviada de recibir la promesa del presidente Trump de descubrir los hechos del caso, que fueron clasificados y bloqueados por el presidente Barack Obama.

También detalló el acoso por parte del Departamento de Justicia y el FBI después de la muerte de su hijo, incluida la posibilidad de que los federales lo interceptaron ilegalmente.

“Hay tantas cosas inquietantes e inquietantes en esta entrevista que el público nunca ha escuchado antes”, dijo Thomas Paine a The True Pundit.

“Tienes que preguntarte por qué nadie en el Departamento de Justicia está en una prisión federal. Y fue impactante saber que Brian Terry no solo temía por su vida, sino que le informó a sus superiores que algo muy malo estaba sucediendo en la frontera antes de su asesinato”, comentó el periodista. 

Brian Terry, ex agente de la Patrulla Fronteriza de élite. Foto: Vía Twitter, @HonorBrianTerry

Según la versión de Josephine, su hijo  temía por su vida antes de su asesinato y sabía que el gobierno estadounidense estaba involucrado en un plan rebelde. También mantuvo un diario secreto con detalles del plan escondido de los federales, que allanaron su casa después de su asesinato. 

El viernes de la semana pasada, el presidente  Andrés Manuel López Obrador, anunció que enviaría una nota diplomática al Gobierno de Estados Unidos a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores para pedir un informe sobre ese operativo, con la finalidad de que se sepa y difunda lo que sucedió y quiénes participaron.

Esto sucedió después que  Felipe Calderón Hinojosa aseguró en un tuit, que nunca estuvo enterado.

Felipe Calderón Hinojosa podría ser enjuiciado por traición a la patria si se comprueba que permitió que los estadounidenses invadieran el territorio nacional mediante la operación Rápido y Furioso en la que se introdujeron 2 mil 500 armas de alto poder.

“¿Cómo hacer eso, un gobierno que invade de esa manera, que viola flagrantemente la soberanía y las leyes internacionales y nos quedamos callados? Esto lo tenemos que ver no sólo a partir de lo que sucedió en aquél tiempo, lo tenemos que ventilar para que nunca jamás se vuelva a llevar a cabo una acción de este tipo”, dijo el Jefe del Estado mexicano.

Incluso, aseveró que si no existió cooperación entre ambos gobiernos, la administración estadounidense debería ofrecer una disculpa a México, de acuerdo con el derecho internacional.

López Obrador recordó que en su conferencia del 7 de mayo, pidió al expresidente Felipe Calderón Hinojosa dar a conocer si tenía conocimiento del operativo “Rápido y Furioso”, que implicó el ingreso de armas con rastreadores a México para conocer las redes de distribución en el país.

“Miren, vamos a dejar esta repuesta a la gente. La formulaste muy bien, está muy claro. La respuesta se la dejamos a los mexicanos. Después yo doy mi opinión, pero ya es muy claro lo que está sucediendo. Vamos a esperar a que termine el juicio del señor García Luna, seguramente va a declarar. Tiene que dar a conocer si actuó solo o había una relación de complicidad y también tiene que decir quiénes actuaban con él. Todo esto en el caso de que resulte culpable porque es un juicio y va a ser un tribunal en Estados Unidos el que va a decidir”, aseguró en su conferencia de prensa matutina de este jueves 7 de mayo.

Tras las declaraciones de AMLO, Calderón abrió un hilo en su cuenta de Twitter, para negar que su gobierno haya tenido un acuerdo de introducción de armamento al país con Estados Unidos e incluso aseguró que se trató de un operativo secreto.

Tras conocer la respuesta de Calderón Hinojosa, López Obrador calificó el hecho de “delicadísimo”, ya que con dichas armas se cometieron homicidios en México e incluso “se le quitó la vida a un funcionario estadounidense en México”.

“Estamos ante un caso delicadísimo porque se está reconociendo que hubo una intromisión ilegal, violatoria de nuestra soberanía, por un Gobierno extranjero, en el caso de que no existiera cooperación”, aseveró.

A la par, dijo que el hecho es grave, ya que se atentó contra la soberanía del país.

“En caso de ser cierta, no estoy poniendo en duda su respuesta, lo que me parece grave es que se haya llevado a cabo una intervención dilatoria de nuestra constitución, de nuestra soberanía, un operativo secreto y que se haya causado la muerte, con esas armas, a mexicanos, y, como ya lo dije, a un extranjero, cómo hacer eso”, apuntó.