Por: Redacción (@revistapolemon)

10 de julio 2018.- Tal parece que se terminaron los años de gloria del líder petrolero, Carlos Romero Deschamps, pues ante el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial, cada vez es más fuerte la presión interna para que renuncie a su puesto como líder sindical de los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex).

De manera paralela al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPTM) de 36 secciones en el país, se han formado diversos grupos de petroleros disidentes con la intención de recuperar la industria, tal y como lo ha prometido el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Estos grupos están conformados por la Alianza Nacional Democrática del Trabajadores Petroleros, presidida por Juan Carlos Chávez González, la Gran Alianza Nacional Petrolera, liderada por Jorge Fuentes García, Petroleros Activos en Evolución por un México Nuevo (PAE), dirigidos por Arturo Flores Contreras, entre otros.

Estos grupos exigen que se encarcele al también Senador priista antes de que huya del país, pues se le acusa de “enriquecimiento ilícito” y otros presuntos delitos, como el Pemexgate, en la que se destinaron millones de pesos a la campaña del candidato del PRI en el 2000, Francisco Labastida Ochoa.

Flores Contreras pidió a López Obrador que el gremio sea democratizado y “limpiado”. A cambio, indicó que están listos para “apoyar” al próximo gobierno federal “para dar resultados lo antes posible”.

“Ya estamos cansados de estas dirigencias corruptas; ese cacicazgo se debe terminar”, dijo, además de anunciar que los trabajadores petroleros están organizados para “levantar a Pemex” y conducirla de nuevo a la competitividad.

Por su parte, Juan Carlos Chávez dijo que “el enamoramiento” de los trabajadores petroleros por el proyecto de López Obrador se debe a que, pese a que están conscientes de que no se podrá revertir al 100 por ciento la Reforma Energética, pues Peña Nieto y sus compinches “son rateros e hicieron cosas jurídicas que será difícil echarlas para atrás”, para los petroleros es importante la propuesta del tabasqueño de dar mantenimiento mayor a las plantas de todas las refinerías para garantizar una buena operación y llevarla a cabo con mano de obra sindicalizada.

A diferencia de años anteriores, ahora Romero Deschamps no figura en la lista de plurinominales para algún cargo dentro del Congreso de la Unión, por lo que próximamente perderá su fuero. Además, varios de sus familiares y prestanombres también son señalados por supuestas operaciones hechas con recursos de procedencia ilícita.

Romero Deschamps se hizo Secretario General del STPRM en 1993, luego de que fuera encarcelado Joaquín Hernández Galicia, alias “La Quina”; después se reeligió para el periodo 2019-2024, pese a que está prohibido según los Estatutos Generales. Además, como Senador del PRI nunca ha presentado una iniciativa legislativa y llegó a los curules gracias a la representación proporcional.