El escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien alguna vez definiera al PRI como la ‘dictadura perfecta’ aseveró que ésta podría estar de regreso con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. 

“No era tan perfecta, porque finalmente la dictadura desapareció, pero lo que es terrible es que vaya a resucitar, ¿no? Porque yo tengo un poco la impresión de que López Obrador es como la resurrección del PRI, del PRI que formó parte de su juventud“, dijo en entrevista con el diario Reforma, el Premio Nobel de Literatura.

El presidente formó parte de las filas del PRI en Tabasco, aunque abandonó esa formación política en 1988. En la entrevista, Vargas Llosa advirtió del peligro del populismo entre los dirigentes latinoamericanos, en los que incluyó a López Obrador.

Fue en 1990 cuando Vargas Llosa causó revuelo al señalar que el país era una dictadura perfecta, principalmente porque entonces sólo había sido gobernador por un partido político, el Revolucionario Institucional (PRI).

“México es la dictadura perfecta. La dictadura perfecta no es el comunismo. No es la URSS. No es Fidel Castro. La dictadura perfecta es México”, dijo en aquella ocasión, “es la dictadura camuflada”. “Tiene las características de la dictadura: la permanencia, no de un hombre, pero sí de un partido. Y de un partido que es inamovible”.

Mario Vargas Llosa y Enrique Krauze. Foto: Especial

Este no es el primer señalamiento que Vargas Llosa dedica al presidente de México: en marzo, criticó la carta que López Obrador envió al rey de España en la que le solicitaba disculpas por los abusos cometidos por ese país durante la Conquista de México.

Ante esta afirmación, López Obrador respondió en su conferencia de prensa a la polémica iniciada por quien calificó como “buen escritor”.

“Lo respeto, a Mario Vargas Llosa. Es un buen escritor, lo respeto”, mencionó el mandatario cuando fue cuestionado sobre la resurrección del PRI durante la administración actual.

Sin embargo, también expresó que el escritor ‘ha involucionado’ en sus ideas políticas.

“En lo político, yo creo que ya es hasta monárquico, ha involucionado, pero ese es otro asunto, es un gran escritor, extraordinario”, sentenció el político tabasqueño.

Vargas Llosa ha sido un continúo crítico de Andrés Manuel López Obrador y en una de las presentaciones de su libro ‘La llamada de la tribu’ hizo un llamado al pueblo de México para no votar por el tabasqueño. 

“Tengo la esperanza de que haya lucidez en México ante el populismo, la demagogia y las recetas fracasadas como en el caso de Venezuela. Algunos países prefieren suicidarse, espero que eso no ocurra porque sería muy trágico para México. Esperemos que el populismo no gane en México”, señaló Vargas Llosa sin mencionar nunca el nombre del político.

El escritor ha sido arropado por la Universidad de Guadalajara, particularmente por el cacique la casa de estudios, Raúl Padilla López, quien le ha hecho cortejos y grandes convites cada vez que llega a Jalisco a dictar una conferencia. Padilla López se ha desvivido por el Premio Nobel de Literatura, a quien considera un aliado ideológico. Le ha otorgado el Premio FIL de Literatura y una de las cátedras que brinda la Universidad de Guadalajara lleva el nombre del escritor.

La última vez que vino a Jalisco, estuvo en el Paraninfo Enrique Díaz de León, acompañado del historiador Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín y otras personalidades (que se han mostrado abiertamente en contra de López Obrador) en un panel al que llamaron “Desafíos a la libertad en el siglo XXI”, dedicado al presidente mexicano.