El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, responsabilizó al ex presidente Felipe Calderón Hinojosa de desatar la violencia que vive el país.

Para AMLO las escenas como el hallazgo de un tráiler con cadáveres en la ciudad de Guadalajara, son consecuencia de la guerra que emprendió en contra del narcotráfico para legitimar su imposición.

“Creo que le ha hecho mucho daño a México el fraude electoral, la antidemocracia. Esto que estamos viviendo de inseguridad, de violencia, esto que es lamentable, horroroso, de los muertos que ponen en dos tráileres, todo eso es producto del fraude electoral de 2006, porque se desató la violencia”, dijo a medios de comunicación en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Impusieron al presidente y él para legitimarse le declaró la guerra al narcotráfico y le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero y desde entonces hay mucha violencia en México”, recalcó.

Uno de los trailer usados por el Gobierno de Jalisco para almacenar cuerpos. Foto: Especial

López Obrador comentó que la violencia no sólo es resultado del fraude electoral del 2006, sino de un modelo económico que ha sido impuesto en las últimas tres décadas, en beneficio de una “minoría rapaz”.

“¡Claro que hay una gran decadencia, una gran crisis! No sólo es un problema económico, es un programa social, es un problema moral, de inseguridad, de violencia, todo esto que estamos padeciendo”, exclamó.

El presidente electo dijo que con sus declaraciones no busca justificarse, sino resaltar que el modelo económico que impera en el país ha sido un rotundo fracaso.

Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto se saludan durante la conmemoración de 70 años del ITAM.

Supera EPN muertos de Calderón

A tres meses de que concluya el gobierno de Enrique Peña Nieto, el número de homicidios dolosos prácticamente supera al que hubo durante toda la gestión de su antecesor, Felipe Calderón.

Estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública confirman que, de diciembre de 2012 a febrero de este año, las procuradurías y fiscalías estatales iniciaron 104 mil 583 carpetas de investigación por homicidio.

Durante todo el gobierno de Calderón, de diciembre de 2006 a noviembre de 2012, se abrieron 102 mil 859 indagatorias, apenas 532 carpetas más de las que se registran a la fecha.

La mayoría de los crímenes se llevaron a cabo con arma de fuego y sólo un porcentaje menor con arma blanca u otros elementos.

En una de las escasas entrevistas que ha dado el ex mandatario a medios de comunicación para justificar su guerra contra el narcotráfico, la concedió en abril de este año al conductor de Televisa, Carlos Loret de Mola. Se quejó de que su estrategia de seguridad haya sido calificada por los medios de comunicación de forma “peyorativa”, cuando lo único que hizo fue defender a las familias del crimen organizado.

“La estrategia de seguridad –no una guerra, ese es un término peyorativo que impusieron los medios– que puse en práctica fue para defender a las familias. El error no fue combatir al crimen organizado, sino haber permitido que creciera durante tantos años”, planteó, al periodista.

“Hay gente que dice que el error mío fue combatirlos, y no señores, […] el error de México fue no combatirlos durante años”, aseguró.