El Presidente Andrés Manuel López Obrador cuenta con el mayor apoyo popular en su estado natal, Tabasco, en donde alcanza 86 por ciento de aprobación y apenas 13 por ciento de desaprobación. Le siguen los estados de Nayarit Oaxaca, donde el mandatario goza de una aprobación de 84 y 81 por ciento, respectivamente.

En contraste, el mandatario  encuentra el mayor rechazo a su gobierno en la Ciudad de México y en Guanajuato, bastión del conservadurismo mexicano,  donde tiene una aprobación del 50 y 48 por ciento de los entrevistados, y le desaprueba el 49 y 47 por ciento, respectivamente. En esas dos entidades, la opinión está dividida.

El resultado se desprende una  encuesta a nivel estatal que realizó  El Financiero en las últimas semanas para evaluar la labor de los gobernadores de los estados y del Presidente Andrés Manuel López Obrador. El sondeo se hizo por vía telefónica a 15 mil entrevistados.

De acuerdo con el estudio, el Presidente de la República registra un nivel de aprobación promedio de 69 por ciento en las 32 entidades y una desaprobación promedio de 28 por ciento.

Veracruz aparece en cuarto lugar de la popularidad presidencial, con 79 por ciento de aprobación, seguido por Tlaxcala, con 77 por ciento.

En tanto, en la encuesta realizada para medir la popularidad de los gobernadores, los mejor evaluados son Mauricio Vila, de Yucatán; Quirino Ordaz, de Sinaloa, y Claudia Pavlovich, de Sonora, quienes alcanzan el 79, 65 y 62 por ciento de aprobación ciudadana a su trabajo, respectivamente.

Le siguen los gobernadores de Querétaro, Durango y Aguascalientes, Francisco Domínguez, José Rosas Aispuro y Martín Orozco, con 60, 57 y 57 por ciento de aprobación, cada uno.

De acuerdo con la encuesta, los gobernadores peor evaluados son Jaime Rodríguez, El Bronco, de Nuevo León, y Francisco Arturo Vega, de Baja California, quienes alcanzan 21 y 19 por ciento de aprobación a su gestión gubernamental. El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, quien encabeza la ofensiva de Movimiento Ciudadano contra Andrés Manuel, se sitúa con una aprobación de 47 puntos.

La encuesta arroja un nivel de aprobación promedio de 46 por ciento para las 32 entidades federativas, y 41 por ciento de desaprobación.

De acuerdo con la encuesta, las entidades donde mejor se califica el manejo de la economía son Yucatán, Querétaro y Tamaulipas, mientras que los estados peor evaluados en ese rubro son Nuevo León, Guerrero, Jalisco, Chiapas y Campeche.

En lo que respecta a la seguridad pública, en todos los estados menos uno predomina la opinión negativa. La excepción es Yucatán, donde 62 por ciento de los consultados califican favorablemente la manera en que el gobierno está tratando con el tema de la seguridad.

Sin embargo, no es la única encuesta que otorga un resultado favorable al tabasqueño. La casa encuestadora Massive Caller publicó los resultados de su propio análisis elaborado el 8 de septiembre pasado. En este, se reflejan los índices de popularidad de los gobernadores.

Javier Corral Jurado, gobernador de Chihuahua, resultó en lugar 11 de los 32 gobernadores en aprobación con 38.5 por ciento que aprueba su gestión.

Los primeros cinco con más aprobación fueron Mauricio Vila Dosal de Yucatán, el segundo Quirino Ordaz Coppel, en tercero Claudia Pavlovich de Sonora, el cuarto José Rosas Aispuro de Durango y en quinto Claudia Sheinbaum de Ciudad de México.