Ante la lluvia de amparos que se han presentado en contra de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que podría hacer uso de una facultad para  anteponer “el interés de la Nación”.

“En su momento vamos a acudir a la facultad que tiene el Estado para poner a salvo el interés nacional, pero no puede un grupo de intereses creados detener el desarrollo del país”, expresó López Obrador en su conferencia de prensa matutina desde Tabasco, su natal estado. 

 “En el caso de Santa Lucía afortunadamente no se ha presentado, aquí en la refinería, es probable, pero vamos nosotros a actuar con legalidad, ahí en el caso de Santa Lucía y si ya lo anunciaron aquí va a ser lo mismo, lo que quieren es pararnos, que quedemos mal, que no se hagan las obras, es un sabotaje”, afirmó.

Andrés Manuel no se anduvo por las ramas y  acusó directamente a Claudio X. González de ser el autor material de esta oleada de amparos que impiden iniciar la obra. Dijo que los opositores a Santa Lucía, son empresarios que perdieron el negocio con la suspensión de la obra en Texcoco, que ha dejado una deuda pública millonaria.

“En el caso ya lo dije ayer, es Claudio X. González, su hijo, siempre han tenido diferencias con nosotros porque Claudio X. González papá fue asesor de Salinas y ha sido el dirigente de un grupo”, afirmó. 

El tabasqueño dijo  que no hay ninguna razón para detener la construcción del aeropuerto, pues “la base aérea de Santa Lucía tiene más de 50 años; le están construyendo amparos por daños ecológicos, pero se va a construir en la base aérea”.

“Es nada más por frenar el avance de nuestro movimiento transformador”, añadió. 

Según el diario El Financiero hasta mediados de agosto había más de 80 amparos en contra del aeropuerto de Santa Lucía, por lo que AMLO consideró en semanas pasadas que se trata ya de un sabotaje legal.

El pasado miércoles, un juez federal otorgó una suspensión definitiva contra la ejecución de la Autorización de Impacto Ambiental emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sobre el proyecto del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

Esa medida cautelar se sumó a otra concedida la semana pasada en la que se suspendió por tiempo indefinido la construcción de la terminal aérea hasta que se dicte una sentencia que aclare si fue legal o no la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

En esa resolución, el juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa otorgó suspensiones definitivas que no permiten iniciar la ejecución de obras hasta que se presenten estudios de impacto ambiental, aeronáutico, arqueológico o cualquier otro que dependa del propio Gobierno y ordena conservar las obras de Texcoco en el estado en que se encuentran.

El presidente dijo que es respetuoso de la legalidad, pero reprochó que un “grupo privado” tenga secuestrado el  “desarrollo del País”, sólo porque no conviene a sus intereses.

“Están dolidos porque se les fue un negocito de algunos billullos y están utilizando todos los recursos de manera inmoral”, recalcó. 

Claudio X. González. Foto: Especial.

Claudio X. González es un acaudalado empresario, hijo de Claudio X. González Laporte, quien fue presidente de Kimberly-Clark de México durante 40 años. Ha sido  funcionario público en las secretarías de Agricultura y del Trabajo, y también ha participado en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio.

Está detrás de varias iniciativas que han sido respaldadas por los gobiernos del PRI y PAN como la Asociación Mexicanos Primeros que promovió la Reforma Educativa, actualmente cancelada por el Gobierno de AMLO. También es fundador de Bécalos, Aprender Primero, y es presidente de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), organización que aglutina a empresarios e investigadores afines a su movimiento.

El periodista del portal Sin Embargo, Alejandro Páez, ha mencionado que Claudio X fue uno de los mayores contratistas del Gobierno de Enrique Peña Nieto con más de 2 mil contratos por adjudicación directa, y eso, dijo,  sólo sucede si eres “muy cuate” de quien gobierna.

En días pasados el canal de Youtube Rompeviento TV dedicó poco más de una hora de análisis a dicho empresario, con un programa especial titulado Claudo X. González Guajardo: el poder a través del dinero en el que se destacan sus relaciones y su influencia en el sector empresarial y político. 

En ese programa recordaron que en el 2017 el hoy senador de Morena, Ricardo Monreal, reveló el sueldo que se había asignado Claudio X. por ser presidente de la asociación Mexicanos Primero, el cual ascendía a casi 1 millón de pesos mensuales, motivo por el cual se vio obligado a renunciar a la presidencia de ese organismo.

El reportaje de Rompeviento TV destaca que Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad ha captado en tan sólo dos años y 10 meses, la cantidad de 217 millones 270 mil pesos, lo que implica un promedio mensual de 6 millones 390 mil pesos.