Quisieron asestarle un golpe mediático con la publicación de una fotografía falsa de un delincuente con el rostro encubierto para hacerlo pasar como Ovidio Guzmán, el hijo del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, pero el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se dio cuenta y exhibió al diario La Jornada por haber querido empañar la imagen de su gobierno.

Sin mencionar su nombre, se refirió al diario La Jornada que publicó en primera plana en su edición del 18 de octubre, la fotografía de un individuo a bordo de un carrotanque, vestido de militar y con el rostro encubierto, haciéndolo pasar como el hijo del ‘Chapo’ Guzmán, cuando en realidad se trataba de un oficial retenido en la caseta de Costa Rica.

“Nada más decirles -porque como lo mencionó Alfonso (Durazo)  y yo le doy la razón, lo creo- fue impresionante el despliegue de medios de información cuestionando este suceso, se nos lanzaron con todo, desde los supuestamente más independientes hasta los boletines o pasquines al servicio del conservadurismo: periódicos, estaciones de radio, canales de televisión”, dijo el mandatario.

Y remachó: “Fueron capaces hasta de dar a conocer una fotografía falsa. Esa foto que aparece de un militar que iba en custodia de los carrotanques del Plan DN-III de combustible, ese lo hicieron pasar por el presunto delincuente, y lo difundió un periódico independiente, para vergüenza, por el ansia de la información, pensando en que la nota era la nota y también sin importar lo que estaba de por medio”.

El mandatario dijo que si con la publicación de esa fotografía en el diario La Jornada pensaban desmarcarse del Gobierno Federal, estaban equivocados, pues él nunca ha pedido el apoyo de algún medio de comunicación.

“Además, con esa idea de que si sacaban esa foto se deslindaban de nosotros, como si nosotros le pidiéramos a algún medio que nos apoyara, nunca lo hemos hecho. Eso suele pasar, son bandazos”.

“Y una televisora, famosísima, también dando la información en exclusiva y la foto, y el tono acusatorio, poniendo a todos en el banquillo de los acusados: ¿Y dónde está la información?, ¿por qué no hay información?”, preguntó el mandatario. 

López Obrador aseveró que hubo un interés de los medios de comunicación por ganar la nota y con ese afán exigían que se les informara de inmediato, cuando lo más importante era recuperar la paz y proteger a los ciudadanos. 

“Si ustedes ven, todo esto se desenvuelve en horas, estamos hablando de casi el inicio de una guerra que finaliza en cuatro o cinco horas, y querían que de inmediato se informara cuando se estaba ateniendo el problema, con la idea de que lo más importante es la nota. No, con todo respeto, lo más importante es el interés general, es el interés de los ciudadanos, lo más importante es el interés de la colectividad, lo más importante es la paz”, señaló. 

AMLO resaltó que la práctica periodística se debe ejercer con libertad absoluta, sin embargo algunos medios de comunicación  “mostraron el cobre”. 

“Consideramos que se actuó bien, fue lo correcto, por encima de todo están las vidas. Para imponernos por la fuerza se iban a necesitar refuerzos de dos mil, de tres mil elementos y se iba a necesitar disparar las ametralladoras desde los helicópteros y teníamos toda la información de que ellos estaban dispuestos a disparar a civiles, esto que hicieron de manera irresponsable de ir a las unidades habitacionales”, dijo.

Todo esto lo mencionó en Palacio Nacional durante su conferencia matutina en donde se dieron los pormenores del operativo para capturar a Ovidio Guzmán, incluso con la presentación de un video inédito en el que se aprecia la aprehensión del presunto capo.

López Obrador resaltó que ninguna administración que le antecedió se había atrevido a transparentar sus estrategias de defensa contra el crimen organizado, y lo hizo así, para explicar el porqué se ordenó detener el operativo. 

“Podrán cuestionarnos nuestros adversarios, están también en su derecho, pero esta es una nueva política, pensamos que el uso de la fuerza no es la opción, no es la alternativa. Este es un problema que se fue creando por el abandono al pueblo y hay que atender las causas, hay que garantizar el bienestar de la gente, hay que fortalecer valores culturales, morales, espirituales; y nada de odios, nada de rencores, nada de confrontación”.

El mandatario se refirió también al dirigente del PAN, Marko Cortés, quien publicó en sus redes sociales, que el Gobierno Federal debía atrincherarse y no “doblarse” ante los sicarios del Cártel de Sinaloa.

“Algunos insensatos planteaban que había a sangre y fuego mantener el operativo. Cito de nuevo a quién dijo -un dirigente de un partido- que había que atrincherarse, imagínense la irresponsabilidad. Pero es una mentalidad muy autoritaria, no voy a decir de qué tipo, que tiene que ir también modificándose”.

Obrador dijo que  “el que a hierro mata, a hierro muere”  y la  “guerra no es opción”. 

El mandatario comentó que el informe que presentaron a los medios de comunicación, sería entregado también al Poder Legislativo y al  Poder Judicial, así como a la Fiscalía General de la República para que lleven a cabo su investigación y resuelvan lo que corresponde.