El Presidente Andrés Manuel López Obrador respaldó la actitud de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, de no usar la fuerza en contra de las manifestaciones como ocurrió hace unos días con una protesta feminista.

Durante su conferencia matutina de este lunes,  el tabasqueño fue cuestionado sobre el tema y aseguró  que se actuó bien, aunque puede ser que  los conservadores les critiquen que hace falta mano dura” pero no lo van a hacer.

“No se va a usar la fuerza, este no es un gobierno autoritario, vamos a convencer, a persuadir de que no se debe de usar la violencia; y repito, porque no quiero que entre por un oído y salga por otro, lo que decía Juárez: Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, dijo el mandatario. 

López Obrador resaltó que es partidario de la no violencia que practicaron Gandhi, Mandela, y Luther King, pues el uso de la fuerza como opción no es alternativa.

La violencia no se puede enfrentar con violencia, al mal no se puede enfrentar con al mal, al mal se enfrenta haciendo el bien, la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, diálogo, diálogo, diálogo, diálogo. Para eso es la política, se inventó para evitar la confrontación, para evitar la violencia. Entonces, nada que tenga que ver con medidas autoritarias, no somos iguales”, insistió.

El pasado sábado durante la marcha feminista,  un grupo de mujeres encapuchadas arremetieron contra la estación Insurgentes del Metrobús, autoridades de este transporte informaron que costará más de un millón de pesos reparar los daños. Destacaron que las afectaciones fueron únicamente materiales y el costo para su restauración será cubierto por la aseguradora del sistema.

Tapial del Ángel de la Independencia en la CDMX. Foto: Especial.

Al respecto, López Obrador dijo que se trata de un monumento importante, y aunque él no es porfirista, es parte del patrimonio cultural que debe cuidarse.

“Yo no soy porfirista, el Ángel lo edificó el gobierno de Porfirio Díaz, fue parte de las celebraciones del centenario, podría yo estar diciendo que es una obra producto de un gobierno autoritario, dictatorial, pero es parte de nuestro patrimonio cultural, artístico, tenemos que cuidarlo”, dijo.

De igual manera, señaló que reconstruirán las estatuas dañadas en el Paseo de la Reforma porque ahí están los héroes que lucharon en la Reforma, en la intervención.