Después de la polémica desatada por sus declaraciones, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo su afirmación de que el país vive una situación de bancarrota por las décadas de nulo crecimiento económico, la violencia y los millones de pobres que se generaron durante el periodo neoliberal.

Poco antes de abordar su vuelo hacia Guadalajara, AMLO señaló que a los conservadores no les gustó  la palabra “bancarrota”. Ofreció disculpas si la palabra le ofendió a sus críticos pero no desistió en su análisis, pues esa es la realidad que enfrenta el país.

“Puede ser que en apariencia se diluya la confrontación política, pero existe, yo he buscado la reconciliación nacional y lo voy a seguir haciendo porque le conviene al país, pero hay quienes no quieren que se afiance nuestro proyecto de transformación, de cambio por eso es conservadurismo, por eso reacción”.

AMLO puntualizó:

“Hicieron algún planteamiento de que no les gustó la palabra, el término, el concepto bancarrota, yo tengo mis datos, claro, ¿quién no ve la realidad? llevamos 30 años sin crecimiento económico, la deuda pública, nada más de Fox a la fecha creció de 1.7 billones a 10 billones; creció la pobreza, la violencia (…) todo el sufrimiento de las víctimas; ¿entonces, ha estado muy bien el neoliberalismo, hay que aplaudirle? ¿Por qué no aceptan de que fue un fracaso la política neoliberal y que sólo beneficio a una pequeña minoría y empobreció a la mayoría del pueblo?”.

López Obrador se lanzó en contra de la prensa cercana al poder durante los últimos 30 años por haber sido omisa a lo que sucedía en el país:

“La prensa ‘fifí’ saca de contexto las cosas, sacando las podridas, esa es su postura, porque desde hace mucho tiempo, desde el inicio de México como país independiente han existido dos agrupaciones: liberales y conservadores, siempre, desde hace más de 200 años. Eso existe ahí, no desaparece, puede ser que en apariencia se diluya esa confrontación política, pero existe. Yo he buscado la reconciliación y lo voy a seguir haciendo porque le conviene al país, pero hay quienes no quieren que se afiance nuestro proyecto de transformación, de cambio”.

“Quiero que sean autocráticos y que acepten que algunos medios de información se dedicaron durante estos 30 años a aplaudir y a callar y a obedecer, a quemarle incienso al régimen de un partido o de otro y ahora que digo que está mal la situación, que hay una crisis en México, que use la palabra ‘bancarrota’ se me lanzan, interpretan que me estoy echando para atrás. Eso es falso: voy a cumplir todos los compromisos, pero sí quiero que se tenga conocimiento del punto de partida”.

En su mensaje a los reporteros, López Obrador volvió a dejar en claro que cumplirá todo lo prometido durante su campaña a la Presidencia: “aclaro, para que no haya manipulación -no de ustedes, sino de los camajanes, del conservadurismo, de la prensa ‘fifí’- para que no haya manipulación, que se oiga bien y fuerte: voy a cumplir todos los compromisos que hicimos en campaña”.

Sin referirse a ningún personaje en particular, AMLO envió un mensaje a quienes están molestos por su diagnóstico: “No les estoy pidiendo que pidan perdón sino que sean autocríticos, que acepten… Si están enojados, ofrezco disculpas y amor y paz”.