El Presidente Andrés Manuel López Obrador está logrando algo que parecía imposible: que las grandes empresas paguen los impuestos que debían al Servicio de Administración Tributaria (SAT). 

Primero fue Walmart y ahora es la empresa Fomento Economíco Mexicano (FEMSA) la que pagará los 8 mil 790 millones que le debía al SAT.

Así,  se terminan  “diferencias de interpretación que existían sobre impuestos pagados en el extranjero sin recurrir a instancias judiciales”, según precisó la empresa dueña de la cadena de tiendas de autoservicio Oxxo, la refresquera de Coca-Cola en México, las gasolineras Oxxo Gas y las Farmacias Yza.

Hace unos días, el Presidente Andrés Manuel López Obrador logró que la empresa Walmart de México pagara un adeudo por más de 8 mil millones de pesos que tenía con el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Fue la misma empresa mediante un comunicado emitido a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la que informó sobre el pago de 8 mil 079 millones de pesos al SAT con el fin de liquidar sus obligaciones fiscales relacionadas con la venta de El Portón y Vips al grupo Alsea en 2014.

“Walmart de México informa a sus accionistas y al público inversionista en general que ha acordado con el Servicio de Administración Tributaria, y pagó el día de hoy la cantidad de 8 mil 79 millones de pesos para concluir asuntos fiscales sustanciales, que incluyen la revisión sobre la operación de venta de la cadena de restaurantes Vips previamente divulgada y otras cuestiones fiscales sustanciales”, indicó la empresa en el comunicado.

“El pago se registrará en nuestro estado de resultados consolidado de los tres meses que terminarán el 30 de junio de 2020”, añadió la multinacional.

Hace unas semanas fue el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador quien dio a conocer que se había presentado una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) por presunto fraude fiscal con un valor de mil 500 millones de pesos contra una empresa que adeuda 10 mil millones de pesos en impuestos.

AMLO agregó en esa ocasión que la empresa forma parte del grupo de “grandes, grandes” corporaciones que se han negado a cubrir sus adeudos con el fisco y que, de las 15 que se tenían registradas, aún quedaban siete que en conjunto suman adeudos por 35 mil millones de pesos.

“Por lo pronto, una, se acaba de interponer (una denuncia), pero son dos cosas: un juicio, de esa empresa grande, grande, grande, son como 10 mil millones, de esos, mil 500 millones, que como dicen los abogados, que claramente se pueden tipificar como fraude fiscal, por eso es la vía penal; ya se están formando los expedientes y las denuncias”, dijo.

El mandatario indicó que los representantes de las firmas no son malas personas, pero que se “mal acostumbraron” e incluso mencionó que entre los vinculados, hay empresas extranjeras que no tienen ese tipo de adeudos en sus países de origen.

“Algunos piensan que es como antes y no va a pasar nada. Ya di instrucciones que se presenten querellas y denuncias porque no soy encubridor, una deuda de hasta 10 mil millones de una corporación que tiene para pagar se encubra, me convertiría en cómplice”, dijo.